Dar un giro a la decoración sin gastar dinero
Redecorar el hogar en tiempos de crisis no es algo que muchas familias puedan permitirse, y es que es un gasto extra que no puede considerarse como estrictamente necesario y al que por tanto no se puede dar prioridad.

Sin embargo, cuando pasamos muchas horas en casa durante muchos años sentimos una fuerte necesidad de dar un giro a la decoración que renueve ese ambiente que acaba por saturarnos.

Tranquila, porque no es necesario que te metas en costosas reformas para conseguirlo… Solamente tienes que pensar qué tipo de cambios pueden hacer que veas el espacio de otra manera y permitirte únicamente algunos gastos mínimos que realmente se notarán.

Dar un giro a la decoración sin gastar dinero
Puedes aprovechar para hacerlo en esas ocasiones en las que debes volver a pintar las paredes de tu hogar, pues de este modo el cambio será más notable.

En este sentido, el primer consejo que podríamos darte es que lleves a cabo un cambio de color bastante radical y que apuestes por tonos claros y enérgicos que puedan devolver la vitalidad a cualquiera de los espacios de tu hogar.

Del mismo modo, te aconsejamos que si en su día utilizaste técnicas de pintura como el estucado veneciano o el gotelé las elimines de la pared (si lo haces tú mismo no te costará ni un céntimo), pues no solamente no están de moda sino que además no te permitirán decorar la pared a tus anchas con motivos decorativos económicos como los stickers o las telas, por ejemplo.

Aprovecha también que tienes que mover todos los muebles de sitio para reorganizarlos en el espacio, pues cambiar la distribución también hará que la apariencia de la estancia se renueve en gran medida.

Los textiles son también un elemento importante. Rescata aquellas que guardaste en el armario en años anteriores (siempre que no estén demasiado pasados de moda), compra algunos súper económicos en los mercados o en periodos de rebajas y, si se te da bien la costura, hasta te animamos a comprar telas y hacerlos tú misma para ahorrar dinero. Eso sí, no hagas una mezcla con todo lo que tengas a mano, procura seguir una líneapara conseguir la armonía en el espacio.

Si no tenías ningún elemento natural en la estancia aprovecha para incorporar algunas plantas y flores, ¡dan una vida increíble a los espacios!