Decora tu salón con grandes ventanas
Las ventanas son esenciales en cualquier hogar porque por ellas entra la luz y la claridad del día, sin ellas la vivienda dejaría de ser confortable y directamente se convertiría en una cueva e incluso parecería un zulo. Gracias a la luz que entra por ellas se puede conseguir muchos efectos decorativos de gran calidad como crear más amplitud en el espacio y darle mayor elegancia gracias a la claridad de la luz de día.

No siempre es fácil encontrar un hogar que pueda gozar de grandes ventanales, sobre todo cuando son viviendas en edificios de pisos pero no hay nada imposible, ya que con más ventanas grandes y ventanales podrás lograr un hogar que se funde con el paisaje, algo que te hará sentir una sensación de amplitud difícil de explicar con palabras.

Ventanas panorámicas

Estas ventanas se llaman panorámicas porque son ventanas largas y te ayudan a ver todo el paisaje como si formaras parte de él. Si vives en una zona donde puedes tener el mar de fondo o una bonita montaña aún el efecto que conseguirás será mucho más impactante ya que podrás disfrutar a cada momento de unas increíbles vistas.

Decora tu salón con grandes ventanas

Ventanas de suelo a techo

Las ventanas de suelo a techo son las que normalmente llamamos ventanales. Estas son las que más luz aportan por excelencia ya que dejan pasar mucha luz durante el día creando un ambiente especial que hará que tus invitados disfruten de su estancia en tu hogar. Además si tienes una casa con un bonito jardín, incluso en los días de más frío que no te apetezca estar fuera sentirás que el jardín forma parte del salón pero sin necesidad de sufrir las bajas temperaturas.

Paredes de cristal

Si las ventanas anteriores dejaban pasar mucha luz y te invitaban a formar parte del paisaje, imagínate cuando se trata de paredes de cristal. En este caso se dejará pasar la máxima luz posible a una vivienda y aunque puede restar un poco de privacidad a tu vida creará unas sensaciones estupendas ya que te ayuda a fundirte con el exterior desde la calidez de tu hogar.

Pero si vives en una casa que está amurallada y que desde fuera no pueden verte de ninguna de las maneras, esta opción es más que aconsejable para un salón, si quisieras hacerlo en tu dormitorio tendrías que valorar la posibilidad de añadir algún elemento como persianas especiales o grandes estores para poder echarlo durante la noche.