Decoración con bambú
Las tendencias ‘eco’ cada vez se están poniendo más de moda en el mundo de la decoración, y es que proporcionan un aspecto más agradable y natural a nuestras estancias con un gran estilo al nivel de cualquier otro material de tipo artificial.

A pesar de que su existencia es milenaria, el bambú se ha convertido ahora también en uno de los materiales del diseño del siglo XXI: tomando el protagonismo como elemento decorativo en sí mismo o utilizado para la fabricación de elementos de decoración y mobiliario, el bambú es la mejor forma de dar un toque eco-chic a nuestros hogares.

A continuación te dejamos algunas de las mejores formas de emplearlo en tu hogar, ¡no te las pierdas!

Decoración con bambú
Planta: Los largos tubos de bambú son un excelente recurso para decorar nuestros hogares, ya sea cultivándolos al natural con ese magnífico aspecto de verdes tubos minimalistas y elegantes o bien empleando los tubos secos del ejemplar proporcionando el mismo aspecto pero en una versión de color tostada. Sea como sea, cualquiera de los dos conseguirá dar un toque de lo más exótico al interiorismo de tu hogar.

Muebles: El bambú seco es el que mejor se adapta al bricolaje. Ampliamente utilizado en todo tipo de estancias desde el salón o el cuarto de baño hasta el jardín, el bambú se convierte en un perfecto material para la creación de espejos, molduras para cuadros, estanterías, estructuras de sofás o doseles y cabeceras para las camas, por ejemplo.

Decoración con bambú
Decoración: Además de la versión de la planta en su versión natural (seca o no), el bambú es también un buen material de base para trabajar ornamentos para el hogar como por ejemplo las vajillas de madera, los jarrones o las figuras decorativas, por ejemplo.

Por si no lo sabías, también puedes conseguir algunos textiles para tu hogar como por ejemplo mantelerías o toallas de baño fabricadas a base de bambú.