Decoración con baúles
Decorativo y muy funcional, el baúl es sin duda el mueble de las mil funciones, siempre fiel para el almacenamiento y perfecto para dar un toque distinto a cualquier rincón del hogar.

Como ya sabrás, existen baúles para todos los gustos y para todos los estilos, desde los más rústicos y tradicionales hasta los más sencillos y minimalistas, pasando por aquellos decorados para los dormitorios de los más pequeños.

Atención, porque si tu casa es un lugar en el que no sobra el espacio, el baúl puede ser la solución perfecta.

Decoración con baúles
En el salón o en el comedor, este práctico mueble puede servirte como sustituto a la tradicional mesita central frente a los sofás, pues si escoges un modelo de superficie lisa podrás apoyar en él cualquier elemento como bandejas o libros, por ejemplo.

Pero no es lo único, porque con un poco de imaginación también puedes convertir tu baúl en un práctico sofá de una o dos plazas. Para ello deberás comprar unos cojines del tamaño de la superficie de éste y colocar preferentemente el baúl contra la pared para que ésta sirva como respaldo de apoyo. No obstante, quizá puedas encontrar algún modelo con respaldo pensado precisamente para este uso.

Ambas ideas son perfectas a nivel decorativo y práctico, pues además de dar un aire original a la estancia servirán para guardar todas aquellas cosas que no utilizamos habitualmente pero que debemos tener en casa. Una gran idea para el invierno, cuando podemos guardar en él un par de mantitas para tener a mano desde el sofá.

Si el espacio no es un problema para ti, puede servirte como simple pieza ornamental. En el dormitorio, un baúl a los pies de la cama o recostado sobre cualquiera de sus paredes creará un ambiente muy romántico e íntimo.