Decoración con estanterías metálicas
Las estanterías metálicas son una excelente opción para cualquier hogar ya que encajan perfectamente con casi todos los estilos decorativos. Duran mucho más que las de cualquier otro material, especialmente de madera, ya que no se deterioran de manera natural, únicamente con un mal uso, golpes, rozaduras, etc. Es también un material muy moldeable que permite realizar diseños, formas y modelos muy variados.

Aunque en un principio este tipo de estanterías se utilizaban únicamente en fábricas, empresas y tiendas para almacenaje, poco a poco se fueron convirtiendo en un elemento indispensable en los hogares, especialmente en aquellos que buscan ir a la moda y seguir tendencias decorativas. Tanto es así, que hoy en día ya puedes encontrar una gran variedad diseñadas exclusivamente para casas y oficinas.

Decoración con estanterías metálicas

Muchos diseños

Las estanterías metálicas se pueden realizar en formas muy variadas gracias a la facilidad del metal para ser moldeado, y puedes encontrarlas alargadas, cuadradas, ovaladas, rectangulares e incluso en una combinación de diversas formas. Serán ideales para poner libros, películas, objetos decorativos o todo aquello que quieras apilar o poner para decorar.

Sus ventajas

Tiene muchísimas, empezando por su alta resistencia, así que puedes cargarla que aguanta muchísimo peso. Otra muy importante es la facilidad para su instalación, ya que bastarán un par de tornillos para fijarla a la pared sin problemas. De hecho, hay algunas que no van ni fijadas a la pared, simplemente llevan tornillos fijando cada estante y nada más.

Decoración con estanterías metálicas
El grosor de las estanterías metálicas suele ser fino, y es además lo recomendable, ya que así se verá un espacio mucho más limpio y despejado que permitirá que la decoración luzca mucho más bonita, y en general toda la zona en la que esté la estantería. La última ventaja que te voy a mencionar es que puedes pintarla, lo que hará que combine a la perfección con los colores que tienes en esa estancia. Además, aunque no la pintes, su gris natural es precioso a nivel decorativo y te ofrece muchísimas posibilidades.

Desventajas

Es difícil encontrar alguna, así que podría decirse que la más importante es el precio, especialmente si buscas algo moderno y original. Las sencillas son baratitas, pero si quieres una de diseño te va a salir cara, aunque está claro que a la larga compensa. Por otro lado, si no la cuidas se puede estropear o le queda marca de rayaduras y roces.