Decoración con muebles clásicos
La decoración de estilo clásico es el claro ejemplo de elegancia y sofisticación ya que los muebles clásicos suelen hacerse con materiales nobles como el cerezo o el roble combinados con diversos elementos que suelen ser el cristal, la porcelana o el bronce, aunque también se trabaja con telas como terciopelos, sedas o brocados, ideales para la tapicería de todos aquellos muebles clásicos que lo necesiten, como suelen ser sofás, divanes, sillones o sillas. Toma nota de las siguientes pautas que debes tener en cuenta para conseguir un estilo clásico total:

– Suelen utilizarse muchos elementos, lo que consigue un ambiente totalmente sobrecargado.

- Los muebles de aspecto antiguo son los que más éxito tienen en las decoraciones de estilo clásico.

– En la decoración clásica no basta con colocar los muebles y ya está, se tienen que complementar con elementos decorativos clásicos como portarretratos, candelabros, objetos de plata, porcelanas, lámparas de pie… elementos que dan un toque de lujo y sofisticación a la vivienda.

– Los muebles clásicos que más se utilizan son butacas, sofás, bibliotecas y mesas y sillas con las patas torneadas.

– Si vas a decorar tu casa con estos muebles es imprescindible que dispongas de espacios amplios ya que de lo contrario se vería mucho más sobrecargado de lo que ya de por sí se ve.

– Tienes una gran variedad de formas, tamaños, colores, acabados y materiales en los muebles, así que no tendrás problema para que puedan encajar en el estilo que tenga tu hogar, aunque está claro que si todo es de estilo clásico te quedará mucho mejor.

– Hay muchos muebles que aunque no sean clásicos sí pueden tratarse para convertirse, aunque el resultado no es el mismo pero sí dan la talla bastante bien.