Decoración con suelos de vinilo
Si estás pensando en renovar el suelo de tu vivienda sin hacer obra es posible que estés pensando en la decoración con suelos de vinilo. Y es que si quieres renovar las paredes únicamente debes pintarlas, si quieres cambiar el mobiliario deberás adquirir otros diferentes o moverlos de lugar, pero si quieres renovar el suelo sin vinilo , lo más probable es que tuvieras que meterte en obra, y además de un elevado coste económico es un engorro. ¿Quieres saber más sobre los suelos de vinilo?

Sin necesidad de obra

Esto es el aspecto más cómodo y práctico que podrás encontrar en la decoración con suelos de vinilo, no tendrás que hacer obra. Podrás cambiar el aspecto entero del suelo de la estancia escogida sin levantar ni un poco de polvo, pero eso sí, deberás colocarlo con mucho cuidado para que queden bien sujetos y así queden estupendamente.

Además tienen un coste muy económico y si eres de las que se aburren de ver siempre lo mismo, podrás ir cambiando la decoración de tus suelos tantas veces como quieras.

Decoración con suelos de vinilo

Ventajas del suelo de vinilo

Existen ventajas indudables en esta decoración: es fácil de poner, podrás cambiar cada vez que quieras y existen gran variedad de productos en el mercado (podrás encontrar muchísimos colores, formas y también texturas para dar un toque aún más especial a tus suelos).

¿Cómo colocarlo?

Colocar el suelo de vinilo no es únicamente dejarlo caer porque necesitará un proceso que deberás cumplir para que quede correctamente.

Las formas más comunes que encontrarás en las tiendas será en forma de rollo, lama o en forma de baldosas. De todas ellas las baldosas son las más fáciles de colocar porque no habrá que cortarlas. Es aconsejable que cuando vayas a la tienda adquieras uno que simule un material original tanto en color como en forma, por ejemplo el suelo de parquet imitando también las forma.

Lo podrás colocar sobre tu suelo anterior siempre que cumpla un requisito: que esté totalmente liso sin ningún tipo de imperfección y que no sea una moqueta ni tenga rasgos textiles.

Decoración con suelos de vinilo

¿Lo puedo hacer yo mismo?

¡Claro que sí! Necesitarás algunos materiales pero sobre todo paciencia. Para ello necesitarás: baldosas autoadhesivas de vinilo, si son para pegar también necesitarás pegamento de contacto, un cutter y una regla (mejor metálica).

Deberás seguir unos pasos:

– Primero deberás tener el suelo bien limpio-

– Antes de empezar pon las baldosas encima del suelo sólo para ver cómo quedaría y así podrás decidir cómo colocar las piezas de la mejor manera así evitarás equivocarte o hacerlo mal. Podrás ver por ejemplo si en los bordes o cerca de la pared necesitarías cortar el material de forma diferente. Si debieras hacerlo deberás colocar la pieza pegada a la pared y ver por dónde tienes que hacer el corte, entonces con un lápiz y la regla traza por dónde deberías recortarlo y hazlo.

Decoración con suelos de vinilo
– Guíate también por la caja del producto dónde te explicará estupendamente el montaje exacto que necesita el material que has adquirido, así sabrás cómo pegarlo y si necesitas tiempos de espera. Imagina que tu suelo es un puzzle gigante y ves poco a poco rellenando la superficie.

– Si debes realizar cortes con curvas utiliza primero una plantilla de cartón y cuando compruebes que queda bien hazlo con el material, así evitarás darte un susto.

¿Dónde encontrarlo?

Podrás encontrar este producto en muchas tiendas online de Internet, pero también en cualquier tienda de bricolaje. Podrás encontrar gran variedad de diseños y colores.

Seguro que si estás decidido a cambiar la apariencia de tus suelos y escoges esta técnica quedarás muy satisfecho/a con el resultado.