Decoración con velas para el hogar
Las velas son un complemento perfecto para iluminar y decorar las estancias aportándole un toque romántico y cálido que te hará sentir a gusto en casa.

Aunque hace muchísimos años era la principal fuente de iluminación, hoy en día solamente las utilizamos cuando nos quedamos sin luz en casa. Por eso, ahora su importancia no radica en absoluto en la iluminación del hogar sino en la maravillosa atmósfera que crean allí donde se colocan.

Eso sí, que obtengas unos resultados más o menos positivos para el interiorismo de tu hogar depende también de la gracia con la que sean colocadas; para ello te damos algunas ideas para que sorprendas a tu pareja o a tus visitas con un ambiente dulce y cálido con una cena a la luz de las velas.

Uno de los mejores recursos es ponerlas en la mesa en la que se cena, colocadas en el centro de la mesa entre las dos personas que se sientan enfrentadas. Colocar velas largas sobre un candelabro resultará de lo más elegante, aunque si no tienes puedes utilizar velas del tamaño que prefieras en recipientes de cristal que permitan transmitir la cándida luz. Bajo la vela y sobre la base del recipiente puedes poner algunas piedrecitas decorativas.

También puedes diseñar una composición con velas, un centro de mesa tanto para la mesa principal como para la mesa pequeña frente al sofá. Puedes poner un plato decorativo con arena en la base y velas anchas de diferentes tamaños, por ejemplo.

Este tipo de centros cobran protagonismo especialmente durante las fiestas navideñas, en que se ponen rodeadas por plantas como el muérdago, el rusco o las pequeñas piñas naturales.

Hoy en día incluso podemos encontrar preciosos centros en los que diminutas velas flotan sobre el agua del cuenco de cristal.