Decoración de camas altas según la edad
Si hay un tipo de estructura de dormitorio que está teniendo un éxito innegable en los últimos años esa es la cama alta, una estructura similar a la litera que sin embargo solamente cuenta con la cama superior dejando un amplio espacio inferior libre.

La principal ventaja de esta estructura es evidente, y es que el hecho de elevar la cama supone dejar el resto del espacio de la estancia disponible multiplicando de este modo los metros que conseguiríamos con una de las tradicionales.

Además, estéticamente estas camas están a la última… Por una cosa o por la otra a día de hoy son muchos los que se decantan por ella, desde los más jóvenes hasta los adultos.

Si tú también te has sumado a la tendencia atiende a cómo puedes decorarla según tu edad:

Decoración de camas altas según la edad
Infantil: En este caso lo decides tú por ellos como padre/madre. Las estructuras deben ser bajitas (entre 1 o 1.5 metros) y aprovechar la parte inferior para colocar algunos de esos muebles para el almacenamiento tan necesarios (librería, estanterías, cajas, zapatero, armario, etc.) o bien para establecer una zona de juegos acolchando el suelo y cubriendo el espacio con una pared de tela decorativa (entrada del castillo, lateral del barco pirata, casa de árbol, etc.).

Decoración de camas altas según la edad
Adolescente: Las necesidades cambian y por tanto la decoración también. Ahora la cama debe ser más alta y ancha para resultarnos cómoda para el paso y para descansar, y la decoración inferior debe adaptarse a los requerimientos de ocio y del estudio: Nuestro consejo es aprovechar el espacio para crear una buena zona de estudio (siempre que esté bien iluminada) o una zona de ocio con un pequeño sillón o puff y el televisor, el ordenador o el teléfono bien cerquita… ¡El sueño de cualquier adolescente!

Decoración de camas altas según la edad
Adulto: No es un dormitorio de matrimonio habitual, pero sí que es muy práctico para los adultos que viven en pequeños pisos o estudios donde el espacio es el tesoro más preciado. Precisamente por eso esta cama es tan buena idea, y es que bajo ella podrás colocar desde un sofá con el mueble del televisor al frente, una estantería, un armario, un escritorio y hasta una combinación de varias de estas ideas.