Decoración de casas con arcos interiores
Hay casas que tienen interiores realmente espectaculares, detalles que las hacen ser muy especiales por diversos motivos. Hoy me gustaría destacar los arcos interiores, elementos que permiten que cualquier estancia tenga un ambiente único, especialmente si sabes decorar de manera adecuada para sacarle el máximo partido.

Los arcos suelen estar asociados a estilos como el colonial, shabby chic o clásico, por lo que no suelen verse mucho en estilos más modernos. De todas formas, la mezcla de estilos está tan de moda que se pueden utilizar los arcos en diversos proyectos para lograr una combinación exquisita, elegante y que aporta muchas cosas a nivel decorativo.

Arcos típicos

Decoración de casas con arcos interiores
Los arcos más típicos son los que se ubican en un estilo clásico, viviendas señoriales con los techos muy altos y con molduras, pilares de fundición y ventanas y puertas muy elaboradas. Un entorno así es ideal para crear una decoración contemporánea gracias a combinar ese estilo con detalles de otros modernos, lo que permitirá obtener resultados espectaculares y muy atractivos.

Muchas ventajas

Los arcos ayudan a que la distribución de los espacios pueda ser más eficaz, ya que permite que se separen visualmente las zonas sin que haya que cerrarlas con un tabique o con un separador, muy de moda también últimamente. Esta división hace que se pueda aprovechar mucho más la luz natural, lo que genera sensación de amplitud.

Decoración de casas con arcos interiores
Si no tienes o no puedes hacer arcos en el interior de tu hogar, en las zonas de acceso a otras estancias, puedes optar por ponerlos en las ventanas. El efecto es igualmente llamativo y el ambiente ganará en cualquier estancia. Con los arcos ganarás en estética en cualquier rincón de tu hogar, tanto si están desde que se construyó la vivienda como si los vas a poner tú.

Tipos de arcos

Decoración de casas con arcos interiores
Habitualmente se encuentran de medio punto, rebajados, apuntados, de tres centros o elípticos, aunque hay muchos más. Pueden terminarse en diversos materiales, y queda muy bien que sea en uno diferente al de la pared, así destacará más. También se pueden hacer con molduras o con un efecto que le dé el toque que estás buscando.