Decoración de interiores con piedra
La piedra es uno de los elementos naturales con unas propiedades más interesantes para los recubrimientos de interior y exterior. Dependiendo del tipo de piedra por el que te decantes y el acabado que hayas elegido, tendrás un elemento que se adaptará a diversos estilos, ya sea rústico, clásico o ultra-moderno, además de que lograrás crear una sensación de confort, elegancia e incluso un lujo difícil de igualar con otro tipo de revestimiento. La belleza que la piedra posee te hará disfrutar de los más diversos y personales ambientes que puedas imaginar puesto que combina a la perfección con cualquier otro tipo de material, ya sea madera, vidrio o metales.

En los salones y comedores rústicos se suele mantener en el conjunto global de la estancia, pero en las tendencias más modernas se incorpora en la decoración de una sola pared, de modo que resalte el contraste con pintura, papel pintado, o la opción que más te atraiga. Además de los beneficios decorativos que encontrarás al decorar tu hogar con piedra, conviene destacar sus propiedades térmicas y acústicas, ya que aporta frescura en verano y calidez en invierno, y constituye un buen aislante en todos los sentidos.

Gracias a los avances tecnológicos, hoy en día se fabrica piedra sintética que imita a la perfección a la natural. Son muchos los profesionales y particulares que se decantan por esta última opción para la decoración de interiores, ya que es mucho más ligera que la natural y resulta más sencilla su colocación. Además, otro factor que influye, lógicamente, en gran medida a la hora de elegirla es que verás como la factura se abarata considerablemente si tú también te decantas por la piedra sintética tras comparar precios con respecto a la natural. Sea cual sea tu elección, seguro que crearás un ambiente especial y lleno de encanto.