Decoración de la habitación infantil
Tener en cuenta las necesidades de nuestros hijos en cada momento de su vida es fundamental para conocer cuáles serán las claves decorativas del dormitorio en cada una de sus etapas.

Si tus pequeños ya han dejado de ser esos indefensos bebés pero todavía no han llegado a la adolescencia debes ser muy cautelosa, pues se trata de un momento determinante para comenzar a desarrollar su propia personalidad y su dormitorio será uno de los espacios que le ayuden a conseguirlo.

Lo primero que debes tener en cuenta es que el dormitorio precisa de tres ámbitos fundamentales a partir de esta edad: la zona de descanso, la zona de estudio y por supuesto la zona de juegos, espacios con objetivos muy distintos pero todos ellos con funciones muy necesarias para el correcto desarrollo de nuestros pequeños en muchos aspectos.

Decoración de la habitación infantil
Así, algunos de los básicos de la habitación infantil son por supuesto la cama, el armario, el escritorio con una silla de calidad así como también un buen espacio de almacenamiento pensado específicamente para guardar sus juguetes (estanterías, cajas, baúles, etc.).

Es imprescindible que estudies muy bien las condiciones lumínicas de cada una de las zonas y lo completes las deficiencias con la luz artificial necesaria para cubrir las necesidades tanto de día como de noche.

Por otra parte, tus hijos ya tienen una edad mínima para conocer sus propios gustos, por lo que a nuestro parecer resulta imprescindible que cuentes con su opinión a la hora de escoger colores y temáticas para el dormitorio,

También debes hacer de su habitación un lugar donde desarrollar su creatividad y dar rienda suelta a la imaginación, por lo que además de ese escritorio para las tareas escolares debes acondicionar otros espacios para pintar, jugar o para ser creativos (pared de pizarra, un corcho para dibujos, mesita para manualidades, etc.).