Decoración del árbol de Navidad
El espíritu navideño ya inunda calles, escaparates, centros comerciales y millones de hogares en todo el mundo. Si hay algo que no puede faltar en casa en estas fechas es el árbol de Navidad. ¿Aún no lo has colocado? ¡No te preocupes! Aún estás a tiempo. Además, decorarlo es tan sencillo como divertido.

A la hora de comprar el árbol de Navidad, si todavía no lo tienes, es muy importante que tengas en cuenta el tamaño de la habitación donde vayas a colocarlo, ya que si la estancia es muy grande y el abeto muy pequeño, este último pasará desapercibido, y viceversa. Una vez tengas el árbol en casa, ya podrás ponerte manos a la obra. Te damos las calves de la decoración del árbol navideño a continuación.

Estilo decorativo

Es importante que el árbol de Navidad siga el mismo estilo que el resto de la decoración de la casa. Así, si cuentas con un hogar más bien clásico, lo mejor es que te decantes por los tonos rojos y dorados, con gran abundancia de bolas, cintas y espumillón. En cambio, si tu casa es moderna, puedes optar por el estilo minimalista, que apuesta por los tonos fríos como el blanco, el plata o el azul, y por lo adornos sencillos y sobrios. Y si tienes niños, lo mejor es que tu árbol esté lleno de luces y colores.

Decoración del árbol de Navidad

Blanco o verde

Como sabes, los árboles blancos se han puesto muy de moda. Eso sí, antes de decantarte por ellos, deberás tener en cuenta que no admiten todos los colores, como si ocurre con los verdes. Así, es mejor optar por los tonos plata y azul, es decir, una gama más fría.

Lo imprescindible

Lo que está claro es que en tu árbol no deberán faltar adornos como las bolas, que pueden ser multicolores o en un único color; espumillón o cintas de colores; lazos colgados; una estrella en la parte superior y luces, que pueden ser blancas o multicolores, aunque te recomendamos que no te pases con las intermitencias.

Decoración del árbol de Navidad
Además, si te decantas por el estilo nórdico, tendrás que incorporar piñas y detalles en madera, y si hay niños en casa, lo mejor es añadir adornos con forma de dulces como galletas de jengibre, bastones de caramelo o diferentes tipos de chucherías.