Decoración del hogar en blanco y madera
El fin último de la decoración de interiores es proporcionarte un hogar confortable y cálido que te invite al descanso. Para conseguirlo hay que tener en cuenta diferentes aspectos entre los que siempre destacaremos la luminosidad y el colorido. Esto, lógicamente, dando por hecho un mobiliario que te ofrezca calidad y comodidad. A partir de ahí, pequeños detalles que vayas incorporando harán de tu casa el paraíso ideal.

Una propuesta que nunca falla y con la que podrás obtener el mejor ambiente es la que combina el blanco y la madera. Pocas opciones te proporcionarán tanta luz y descanso visual como esta atractiva mezcla. Una idea plagada de posibilidades que iremos viendo a lo largo de este post. En primer lugar, es una opción aplicable a cualquier estancia de la casa: salón, cocina, dormitorio y cuarto de baño aceptan a la perfección estos tonos y materiales. Un dato importante es que, a diferencia de otros estilos, la decoración del hogar en blanco y madera no está sujeta a medidas ni proporciones.

Decoración del hogar en blanco y madera
Puedes abusar de cualquiera de ellos y combinarlo mínimamente con el otro sin que por ello obtengas un resultado recargado. De hecho, puedes permitir tratar la madera y pintarla de blanco, como te muestro en la imagen de la cocina. Este concepto conserva toda la belleza inicial de su diseño y aporta un toque romántico al conjunto global. Una propuesta que rompe el monocromatismo al incorporar la mesa de madera natural, siendo ésta la que aporte un toque de distinción.

Decoración del hogar en blanco y madera
La decoración en madera y blanco cuenta con la ventaja de la neutralidad. Esto la convierte en un filón a la hora de combinarla con otros colores adicionales que siempre casarán a la perfección en el ambiente creado. En este sentido, verdes y marrones son los más socorridos, proporcionando a cada espacio un toque en el que la naturaleza siempre estará presente, ya que es la base ideal para incorporar todo tipo de plantas.