Decoración Eco-Chic
Solamente por el nombre, este nuevo concepto de decoración de interiores ya nos suena realmente bien. Se trata de la decoración Eco-chic, un estilo que tiene por principio conseguir una decoración elegante sin renunciar al respeto al medio ambiente.

De este modo, la clave principal de este tipo de decoración será utilizar un mobiliario y unos ornamentos fabricados de manera sostenible o bien hacer uso de esos algunos productos reciclados que tanto se han puesto a la última.

La intención es conseguir espacios naturales de ambiente muy relajante en los que desconectar será de lo más fácil… ¿Cómo hacerlo? Muy fácil. Echa un vistazo a lo que te contamos y suma tus propias propuestas eco, ¡conseguirás una decoración realmente encantadora!

Decoración Eco-Chic
Para empezar debes tener en cuenta la cuestión del color, y es que en estos espacios ecológicos y naturales se precisan también tonos naturales (neutros, claritos, verdes…) que reflejen la frescura en la estancia. Además, deberás informarte bien del tipo de pinturas que compras para hacerte con las marcas y las líneas que menos contaminen.

Lo mismo ocurre con las telas y los textiles, que deben servirse de los materiales y los colores más naturales como el lino o el algodón puro 100%. La ropa de cama, las alfombras, las finas cortinas de gasa y cualquier otro elemento deberán ser de tonos claros para favorecer la multiplicación de la luz natural en el espacio.

¿Y qué hay del mobiliario? Pues lo mejor es hacerse con muebles de materiales poco tratados y a poder ser procedente de empresas social y medioambientalmente responsables de aquellos que garantizan una tala sostenible y unos procesos de creación y venta vinculados al Comercio Justo.

En cuanto a la ornamentación, sírvete de elementos propios de la naturaleza no contaminantes como la piedra, el corcho, las plantas (el bambú quedará fenomenal), el algodón o el lino, por ejemplo.

No te confundas, porque a día de hoy utilizar elementos naturales no está directa y obligatoriamente vinculado al estilo rústico, pues los interiorismos más modernos se basan también en esta tendencia de decoración ecológica.