Decoración en color naranja
Lo primero que se te viene a la cabeza cuando te planteas decorar la casa, es de qué color pintar las paredes, ya que este motivo influirá en gran medida en el resto de la decoración que pongamos en nuestro hogar. De entre todos los colores en los que piensas, seguro que el naranja no ocupa un lugar principal y suele ser de los primeros en descartados a la hora de pintar las paredes.

El naranja es en realidad uno de los mejores colores que puedes elegir para las paredes de un hogar, en lugar de limitarte únicamente a elegir un par de detalles como suelen ser los cuadros, las escaleras o los marcos. El mejor lugar para emplear el naranja es en una habitación oscura, y es ideal si lo complementas con una mesa de madera que sea oscura y esté bien pulida. El comedor es un lugar ideal para esta decoración, y si le añades un cuenco con naranjas o cualquier detalle en ese color pero un tono más ligero te quedará estupendo.

El naranja es un color con el cual no hace falta que te limites, ya que varios elementos de este color no “dañarán la vista” de quien esté en esa habitación, eso sí, creando un entorno que esté en equilibrio. Combinado con elementos blancos mejorará notablemente la luminosidad de la habitación y la apariencia será mucho más bonita. Si te gustan las plantas, la combinación conseguida con el naranja, el blanco y el verde de cualquier planta o jardín no sólo te quedará genial sino que el ambiente contará con un resplandor especial que le dará muchísima vitalidad a tu casa. Si vas a pintar la casa próximamente, no te lo pienses y dale una oportunidad al color naranja, ya que te ayudará a alegrar el ambiente de tu hogar.