Decoración especial para la mañana de Reyes
Las navidades son unas fechas especiales para toda la familia y especialmente para los niños. Por ello, es maravilloso pensar en ellos y dejar que el día de Reyes no sólo sea inolvidable por los regalos que han recibido, sino por una serie de complementos de fácil ubicación que permanecerán mucho tiempo en su memoria. Ya hemos visto cómo colocar la mesa, el árbol y hasta las luces del exterior, todo ello de un modo en que te sientas acorde a tu elegancia. Pero llegan los Reyes Magos y ponen fin a estas fiestas, de modo que, un poco de colorido y animación extra el último día tampoco está de más.

Antes de acostarse los niños, podéis hacer una postal para los Reyes Magos, donde un dibujo será la portada, el interior quedará en blanco y ayudarás al niño a esconderla en un lugar de la casa. Si es verdad que los Reyes siempre nos ven, la encontrarán y la dejarán con nuestros regalos, y dentro nos escribirán en que cositas debemos mejorar y sobretodo, por qué les parecemos tan buenos. Cuando el niño ve su postal colocada con los regalos por la mañana, “alucina” y comprueba que siempre nos están espiando.

Cuando los niños duerman, aprovecha para colocar globos y serpentinas por los pasillos, puedes cambiar el típico zapato o acompañarlo por unas bolsas navideñas que venden con una ventanilla transparente para colocar la foto de cada miembro de la familila. No olvides descolocar toda la comida y bebida que dejásteis para los camellos, aunque quede catastrófico. Algo que les entusiasmará, será ver una pasillera de chuches por toda la casa: chocolatinas, paquetes de gusanitos, figuritas de los Reyes… un montón de golosinas que irán encontrando desde su habitación al salón y que se le cayeron a los Reyes cuando fueron a la habitación a darle un beso a tu niño… verás con que emoción se lo cuenta al resto de la familia y a sus amigos!