Decoración estilo country
Aunque para nuestras viviendas habituales de ciudad a menudo preferimos los estilos más modernos y vanguardistas, lo cierto es que cuando pensamos en decorar una segunda residencia en la playa o en la montaña buscamos un estilo diferente que nos ayude a relajarnos y a desconectar.

Si estás pensando en redecorar tu casa en la montaña no podrás evitar dejarte seducir por el estilo country, un estilo campestre que dará un toque de calidez que creará ambientes más acogedores en el hogar.

En los interiorismos de este estilo eminentemente americano las paredes suelen utilizar tonos claros o cálidos como los beige o los amarillos o mostaza más suaves, pues cualquiera de ellos permite que podamos jugar con una amplia gama de colores en el resto de la decoración. No obstante, las decoraciones más rústicas también pueden cubrir toda la pared con madera.

Decoración estilo country
El mobiliario es marcadamente rústico, con estructuras grandes de maderas robustas y de gran calidad (como el arce o el roble) ya sea en gamas las gamas más claras u oscuras, con decapados o pinturas de colores. En el salón no pueden faltar las enormes cristaleras con estanterías así como tampoco las sólidas mesas y sillas, mientras que en las habitaciones son los armarios, las cómodas y los cabeceros de la cama los que toman el protagonismo.

Decoración estilo country
El toque más especial y romántico se encuentra en los complementos y textiles del hogar, que llenan cada una de las estancias de naturalidad, vida y color. Son especialmente populares las colchas, cojines, fundas para sofá o cortinas con puntillas, estampados florales o patchwork que a menudo combinan los tonos suaves y pastel con los más llamativos.

Además de la madera, el mimbre y la forja son los materiales más utilizados por esta decoración no solamente en los complementos sino también en algunos elementos del mobiliario como los sillones o las sillas, por ejemplo.