Decoración estilo ibicenco
La isla de Ibiza es un lugar de contrastes en que tanto podríamos estar de fiesta las 24 horas del día como reposar y desconectar en alguno de esos relajantes espacios que caracterizan a las coquetas casitas de la isla.

Colores claros, mucha luz, ambiente fresco… El estilo ibicenco es sin duda uno de los favoritos de cualquiera, muy especialmente cuando se utiliza para decorar los espacios exteriores como terrazas o jardines.

¿Quieres conocer algunas de las claves decorativas? Echa un vistazo a lo que te contamos y sienta las bases de una verdadera decoración ibicenca, ¡sorprenderás a todo el mundo!

Muebles, materiales y textiles
Los muebles oscuros contrastados con las fibras naturales darán un encanto muy especial al ambiente, que adquirirá nuevos aires coloniales.

Teniendo en cuenta que el espacio debe ser para el relax y el tiempo libre debes garantizar que el espacio será cómodo al máximo: Cojines para apoyarte, sombrillas contra el sol, mesitas centrales para los refrescos o como soporte para cualquier cosa…

Asegúrate de escoger textiles de telas naturales como el algodón o el lino en tonos claros.

Luz
Es la base para conseguir este estilo, que está especialmente pensado para disfrutar durante los cálidos y luminosos meses de verano. Precisamente por esto debes abrir los espacios al exterior, dejar que la luz predomine por encima de todo y potenciarla a través de la correcta ubicación de los muebles (no demasiado altos ni molestos para la expansión de la luz) así como del color, elemento del que te hablaremos a continuación.

Color
Muchos pueblos de Ibiza se caracterizan por esas preciosas edificaciones blancas que dan la gran personalidad a la isla. Tu espacio debe ser exactamente igual: liso, sobrio y muy sencillo pero con una gran personalidad gracias al predominio de los blancos en el espacio (en paredes y textiles, básicamente) y algunas notas de color especialmente en los detalles.