Decoración futurista en el hogar
Puede que sea la magia del redondeo, lo estético de un número terminado en tantos ceros, pero hubo un tiempo en el que se hablaba del año 2.000 como de una fecha aún lejana y donde lo imaginabas todo informatizado, centralizado y digitalizado. No me aventuro a decir si eso ocurrirá en el 3.000, pero de momento, llegando casi al 2012, la vida aún es bastante “terrenal”.

Es cierto que las nuevas tecnologías han incorporado grandes avances y ventajas en multitud de aspectos de nuestra vida cotidiana, pero de momento, los coches aún no vuelan. En lo que al hogar se refiere, se han incorporado diversos elementos informáticos que pueden ser para entretenimiento o para facilitar rutinas diarias.

Decoración futurista en el hogar
Desde robots de cocina que empiezan a preparar la comida a la hora que los programas, hasta persianas que suben y bajan en función de las radiaciones solares, pasando por los más sofisticados métodos de vigilancia que te permiten saber en todo momento lo que está ocurriendo en tu casa, estés donde estés.

Pero más allá de las llamadas “casas inteligentes” existe otro aspecto que también se incorpora a tu hogar, la decoración, y que en este caso, sus formas sinuosas la muestran como futurista, aunque a nivel funcional no esté equipada con ninguno de esos elementos extraordinarios.
Decoración futurista en el hogar
Como puedes ver en las imágenes que hoy te traigo, hay una cierta tendencia a diseñar las estructuras y el mobiliario con remates redondeados, líneas innovadoras, trazos y combinaciones antes impensables… puntos de luz donde sólo tenía cabida un techo con su aplique de toda la vida, y que hoy combina formas y tamaños.

La estética se une a la funcionalidad, a la modernidad y al vanguardismo para dotar tu hogar de un aire futurista, un aire al que también se unen los novedosos diseños de aparatos eléctricos, muy similares a los que imaginábamos y que, poco a poco, vamos integrando en nuevo siglo, casi sin darnos cuenta.