Moderno, elegante y muy chic. Así es este apartamento localizado en la ciudad de París y diseñado por el estudio de interiorismo l’Atelier d’Archi. Los profesionales proyectan casas reales, casas para vivir, por lo que atienden a los gustos y necesidades de los propietarios. Precisamente puede que ahí esté el secreto de su éxito.

Hoy te presento un apartamento cuya decoración se basa en la acertada elección de los colores y también de las texturas a emplear. De los 30 metros cuadrados que tenía en un principio, se amplió hasta los 70 metros cuadrados, añadiéndole un segundo piso y convirtiéndolo en un duplex.

Colores que unifican

Decoración en gris con toques de diseño
A la hora de crear el interiorismo de un determinado espacio son muchas las variables a tener en cuenta, desde la calidad del espacio, hasta la luz, pasando por los materiales, los colores, las texturas, los acabados, los muebles, etc.

En este apartamento los decoradores emplearon la paleta de colores y las diferentes texturas de las superficies, más que para diferenciar los espacios, para unificarlos. Tanto las paredes como los suelos, de cemento pulido, son de color gris. Estos últimos se vistieron en algunos espacios con alfombras de piel. El espacio se aumentó añadiendo una planta alta, y en el techo del salón se abrió un tragaluz al piso superior. De esta forma, se consigue que la luz natural circule libremente.

Muebles de diseño

Algunos de los muebles de la casa fueron diseñados y fabricados por el propio estudio l’Atelier d’Archi, como los estantes del salón. A ellos se sumaron determinadas piezas de diseño que aportan un toque retro en la decoración, mientras que en la cocina se mantuvieron los pilares de madera.

Uno de los elementos más atractivos del apartamento es la escalera volada, a pesar de que me parece un tanto peligrosa.