Decoración hygge para el hogar
En los próximos meses vas a leer y escuchar mucho sobre el hygge, una tendencia decorativa que tiene su origen en Dinamarca y comienza ya a dar que hablar en todo el mundo. El término “hygge” está muy arraigado en la cultura danesa, resulta difícil traducirlo literalmente a una palabra en español, pero vendría a representar un estilo o forma de vida.

La decoración centrada en esta tendencia permite obtener ambientes cálidos, acogedores, tranquilos y llenos de paz, perfectos para obtener el descanso que todos necesitamos cada día. Parece entonces que el hygge es una actitud, una forma de entender y, sobre todo, afrontar la vida en tu hogar.

La fría Dinamarca

Para poder adoptar esta actitud es muy importante hacernos a la idea de lo que significa vivir en tierras danesas, donde hay muy poca luz natural y el hogar es el lugar más acogedor en el que pueden estar, especialmente de octubre a abril que es cuando los días son más cortos. Tu hogar se convertirá en tu particular refugio, por lo que debe ser cómodo y de tu gusto.

El confort, primordial

Decoración hygge para el hogar
La comodidad es imprescindible en cada rincón, y el hygge busca la suavidad y el confort en todo, tanto mobiliario como accesorios, complementos o materiales. En lo que a esto último respecta, los más utilizados son fieltro, lino, algodón, piel o lana; y se utiliza para alfombras, sofás, sillones, mantas, cojines, etc.

Iluminación

Al tener el origen en un lugar poco luminoso, es muy importante que haya mucha presencia de luz, principalmente natural. Reciba tu hogar mucha o poca, hay que potenciarla, y eso puedes hacerlo utilizando colores claros en paredes, suelo y muebles, por ejemplo. De hecho, el suelo en tonos claros es una de las claves del hygge, ya que permite tener un interior con mayor luminosidad y amplitud.

Naturalidad

El hygge requiere naturalidad y calor, y para conseguir ambas cosas no hay nada mejor que la madera. Siempre ha sido un material conocido por aportar calidez a cualquier ambiente y acerca a la naturaleza, así que sin duda es perfecto para todo tipo de muebles. Como complemento, las flores aportan muchísima naturalidad a cualquier ambiente.