Decoración infantil en madera
La decoración infantil, especialmente cuando se trata del cuarto de un bebé, es una de las partes más emocionantes que puede realizar una familia que está esperando ansiosa a ese nuevo miembro. Son muchas las cosas de las que tiene que ocuparse, y conseguir un cuarto apropiado, confortable y seguro, es una de ellas.

Por lo general, cuando pensamos en una estancia destinada a un bebé, o a un infante, tendemos a imaginar un cuarto clarito, posiblemente en maderas claras y tratadas, o en blanco, un color que después solemos combinar con accesorios rosas o azules, según el sexo del bebé.

Es posible que la decoración infantil en madera no acapare tanto protagonismo como éstas anteriores, pero no por ello deja de tener su propio estilo, belleza y quizá, aún más vida y uso que otras más comunes. La cuestión está en saber otorgarle a la estancia el ambiente infantil que requiere y así tendrás el resultado esperado.
Decoración infantil en madera
Aunque los colores de la madera natural y barnizada puedan parecer, a priori, bastante fuertes, sí que cuentan con grandes posibilidades a la hora de adaptar a ellos diferentes juegos de colores que puedan dar más alegría y serenidad, puesto que se trata de un color muy neutro, fácilmente combinable.

En la primera fase de la vida del bebé, es muy socorrido el aportar ese toque de diversión en las paredes, bien sea con alegres dibujos, cenefas, y/o papel pintado, cuyos motivos sean cien por cien infantiles y aporten a la estancia la presencia de un menor. A partir de ahí, todos los complementos y accesorios, como pueden ser los ositos de peluche, seguirán dándole un aire más infantil a este tipo de decoración.

Por otro lado, destacar que una habitación de estas características, con muebles de buena calidad, siempre puede “crecer con tu hijo”, ya que nada en ella denota de un modo explícito la edad a la que va dirigida, por lo que, con el transcurso del tiempo, sólo deberás ir cambiando el decorado de paredes, colchas, y aquellos elementos que tenía en sus primeros meses.