El decoración de interiores con estilo escandinavo
Cuando piensas en los países escandinavos estoy segura de que te viene a la cabeza la elegancia de todos sus diseños, de lo funcional que es, de lo limpio y de lo minimalista. No es para menos, el estilo escandinavo es un estilo que aporta gran calidez y armoniza cualquier estancia en un momento. Sin duda es un buen estilo para escoger cuando se piensa en el diseño del propio hogar.

El diseño de interiores al estilo escandinavo surgió en la década de 1950 en Dinamarca, Suecia, Noruega, Finlandia e Islandia El nombre proviene de la exposición del diseño cuando recorrió EEUU y Canadá sobre 1954 y hasta 1957, y que le dieron este nombre por su procedencia. A diferencia de otros países europeos que decoraban hasta la opulencia y la nobleza, el estilo escandinavo dirigió toda su tradición y artesanía consiguiendo unos diseños increíbles que nos encantan hasta día de hoy.

El estilo escandinavo

En este tipo de diseños se utilizan recursos naturales abundantes gracias a la herencia de la artesanía y con el fin de preservar la tradición artesanal que les precede. Mediante la creación de objetos cotidianos simples que sirven como estética y que además son funcionales y baratos, se inicia el movimiento que representa la moderna Escandinavia. Se caracteriza sobre todo por líneas limpias, el minimalismo y la funcionalidad. Tener objetos cotidianos con belleza pero que no sean demasiado caros.

El decoración de interiores con estilo escandinavo
El estilo escadinavo está pensado gracias a lo que hace sentir las duras condiciones ambientales y es que a pesar de la sencillez y la simetría, los interiores escandinavos siempre deben emitir calor y comodidad. El exterior suele ser muy frío y las personas necesitan reponer su calor dentro de sus hogares. Es por eso que las formas minimalistas, la naturaleza la luz y los colores claros son los protagonistas. El cuidado y diseño de los exteriores (terrazas, balcones o jardines) se cuidan con el mismo cariño que los interiores.

La importancia de la luz natural

La luz natural es lo más importante en el diseño de la decoración al estilo escandinavo. Normalmente en estos países no tienen mucha luz natural y potenciarla les resulta crucial para poder disfrutar de sus beneficios. Por eso, siempre buscan la forma de que los hogares puedan recibir el máximo de luz natural. Para ello suelen tener en sus diseños ventanas grandes y anchas. El vidrio de los cristales debe estar siempre muy limpio para potenciar la luz natural.

El decoración de interiores con estilo escandinavo

Los colores en blanco

Las paredes cubiertas con pintura blanca es necesaria para mejorar la luz natural, además es ideal para mantener el minimalismo. Otras opciones para la decoración al estilo escandinavo son los frises suaves, los tonos claros, los colores naturales y los colores pastel. Los revestimiento de las paredes también pueden estar en madera, papel pintado, piedra, mármol, etc.

Los colores de acento

El esquema básico de colores en el interior de los países nórdicos es el color blanco junto con el beige con un poco de grises y quizá azules. Este esquema de colores crea un ambiente tranquilo y relajado, ideal para cualquier hogar. Pero otra forma de atraer más vida al espacio y aportar alegría es aportando otros colores de acento como el rojo, el azul eléctrico o marino, el verde menta, el verde pino, el amarillo o el rosa. Recuerda que la luz natural y los colores brillantes te ayudarán a dejar al estrés de lado y a centrarse en el pensamiento positivo.

El decoración de interiores con estilo escandinavo

La madera

La madera aporta calidez a la estancia y es ideal para los interiores escandinavos, además da una gran sensación de tradición a cualquier estancia. Los suelos de este tipo de diseño están cubiertos normalmente con madera de color claro. La combinación de muebles blancos y paredes brillantes consigue crear armonía y que el ambiente sea ideal para conseguir confort y relajación. La madera también se puede utilizar en las paredes y en los techos.