Decoración navideña para el hogar
A poco más de un mes para que llegue la Navidad, es probable que ya hayas empezado a pensar en los detallitos que vas a poner en tu casa, si el árbol sigue en perfectas condiciones o si ya va siendo hora de cambiar las bolas y comprar unas más modernas para que todo esté perfecto en esas fechas en las que tanto te reúnes con tus familiares y amigos y cuando van a tu casa te gusta que valoren el exquisito gusto que tienes a la hora de elegir la decoración navideña.

En primer lugar, no cometas el error de sobrecargar la casa con figuritas de Navidad, todo debe ser en su justa medida ya que demasiada decoración puede resultar hasta dañina para la vista. El elemento más identificativo de esas fechas es, sin duda, el árbol de Navidad. Asegúrate de que lo tienes en buenas condiciones unos días antes de montarlo para no llevarte una desagradable sorpresa el día que lo vayas a poner. ¿Tienes todas las bolas y la estrella? Cada año cambian las tendencias en la decoración de árboles, pero para mi gusto como mejor luce es con las clásicas bolas rojas y alguna figurita salteada, sin olvidar por supuesto las luces y la estrella que tienes que poner en la copa. Las velas rojas son también un buen elemento y además si son aromáticas tendrás la casa todo el día perfumada.

Las ramas de muérdago o acebo son también un elemento importante y suelen colocarse en el marco de las puertas, donde además dice la tradición que si dos personas se encuentran debajo de un marco que tiene una rama deben besarse para no tener mala suerte. No sólo tendrás la casa bonita sino que quién sabe, a lo mejor coincides con esa persona que tanto te interesa y el muérdago se encargará de dar el primer paso. De resto, una cajita de música o la típica bola de cristal con nieve son objetos que no pueden faltar en ningún hogar en estas fechas.

Mención especial merece la decoración navideña en la mesa, así que en los próximos días habrá un artículo con todos los detalles para tener una mesa bien decorada en Navidad.