Decoración para guardar la ropa de casa
Sábanas, toallas, mantelerías, etc., son esas prendas imprescindibles en tu hogar a las que casi siempre te cuesta encontrarles acomodo. Hace tiempo que se empezaron a crear diseños que esconden recovecos donde guardar la ropa de casa, así fue como el concepto de cama-nido fue cambiando a cama-cajonera. Del mismo modo, los canapés actuales disponen de amplios espacios, bien sea por elevación o por extracción. Los bancos esquinados de las cocinas, también son un buen lugar que lleva años destinándose a tal fin.

En la actualidad, lo novedoso se suma a lo práctico, así como al diseño. Crear un armario a lo largo y alto del pasillo se convertirá en un gran vestidor para tu ropa de casa; combinar puertas ciegas con otras acristaladas con cortina te dará un toque moderno. Para evitar olores a cerrado, te quedará mucho mejor si optas por hacer los frentes con celosía o tela de gallinero, y no de madera sola. Si tu salón es amplio, puedes dividir la zona salón-comedor con una falsa pared a modo de puente; los lateras los podrás utilizar como estanterías abiertas por ambos lados, mientras que las bajeras irán muy bien para mantelerías, y los altillos serán el sitio ideal para guardar la ropa de cambio de temporada, como colchas, edredones, etc.

Para salones más modernos, existen verdaderas delicias, armarios completamente simétricos y lineales, de aspecto cúbico, que se integran a la perfección en una pared muerta a la que da un toque de modernidad y vanguardismo. Parecen verdaderas obras de arte. De cualquier modo, si no dispones de mucho espacio, opta por combinar lo antiguo con lo moderno. Los aparadores, con una mano de pintura, darán un estilo provenzal a tu cocina. Cestos de mimbre en el baño, sobre estanterías a la vista, dejarán que tus juegos de toallas formen parte de la decoración.