Decoración para mesas de centro
Las mesas de centro son uno de esos elementos del mobiliario que no acostumbramos a entender como prioritarios y, sin embargo, a la hora de la verdad ofrece un montón de utilidades variadas: sirven para comer, para apoyar tus libros… ¡Y también para ser decorada!

Si quieres saber cómo decorar de forma discreta y elegante tu mesa de centro toma nota de algunas de las ideas que proponemos en el siguiente artículo.

– Libros y revistas: Es una forma de dar un toque intelectual y un tanto casual a la estancia. Sin embargo, aunque pueda parecer fruto de la dejadez para que se considere potencialmente decorativo deberá seguir las siguientes pautas: Deben combinar con los muebles o textiles, tener diversos tamaños y no tener el mismo tono entre ellos para dar un aire más informal. Por supuesto no puedes poner libros de temas que desconozcas por completo solo por su aspecto exterior… ¡Imagina tu cara si te preguntan por ellos!

Decoración para mesas de centro
– Figuras y centros de mesa: Puedes utilizar desde los más clásicos hasta los más modernos en función de tu estilo decorativo siempre teniendo en cuenta que las medidas de la pieza no sean demasiado exageradas (no más de ¼ de la superficie de la mesa) como para estar fuera de lugar.

– Flores: Una de las decoraciones más tradicionales que no pierde su encanto tras el paso de los años. Las flores pueden ser tanto naturales como artificiales y presentarse en cerámicas o modernos jarrones acristalados; te recomendamos no combinar más de tres colores distintos en ellas.

– Velas: Son capaces de dar un toque romántico y elegante a todos los estilos, desde los más clásicos hasta los más minimalistas y contemporáneos. Puedes utilizar velas altas sobre un candelabro, un conjunto de velas de distintos tamaños y formas sobre una bandeja o algunas velas flotantes en un cuenco con agua, por ejemplo.

Recuerda mantener siempre limpia y ordenada tu mesa, de otra manera los elementos decorativos no lucirán y el esfuerzo decorativo habrá sido en vano.