Decoración para primavera
Falta muy poco para la llegada de la primavera y todo va preparándose para la llegada del buen tiempo: nuestro vestuario se renueva, nuestras plantas se preparan para florecer… ¿Por qué no preparar también nuestro hogar para recibirla?

No hace falta que hagas una reforma completa de tus estancias, sólo tienes que saber cómo hacer pequeños cambios para renovar el ambiente. Si quieres saber cómo, presta atención a estos consejos.

Tras la oscuridad del otoño y el invierno, la primavera es la época de la luz y del color. Para ello no deberás pintar tus paredes o cambiar tu mobiliario, sino conseguirlo a través de los elementos secundarios como los textiles o los complementos.

Decoración para primavera
Naranjas, verdes, amarillos, rosas… Escoge para tus alfombras, cortinas, cojines o cubrecamas los colores más claritos o llamativos, ya sea sobre superficies lisas o estampadas con florecitas, cuadros o rayas, por ejemplo. Para dar alegría a las estancias, no dudes en combinar varios colores o estampados de manera supuestamente improvisada.

Por otra parte, para esta época son perfectos también los tejidos más naturales, frescos e incluso algo traslúcidos (que dejen pasar la luz) como el algodón o el lino.

En cuanto a los objetos decorativos, es esencial que des un poco de alegría a la casa con flores naturales y plantas; existen muchas especies que no requerirán demasiada atención y que lucirán preciosas en tu salón o en tu dormitorio.

Otros objetos de mimbre, madera u otros materiales naturales también pueden servir para dar frescura a tu hogar y darle renovados aires primaverales.

Si tienes un pequeño espacio exterior (como un balcón o una terraza) del que disfrutar en este tiempo, no dudes en acondicionarlo para poder disfrutar de él con tu pareja o tus amigos.