Decoración para una velada romántica
El amor es sin duda alguna uno de los sentimientos más hermosos que podemos sentir, más aún cuando nos enamoramos de una persona y sentimos que somos plenamente correspondidos por ella.

Pero a veces nuestro frenético ritmo de vida, el paso de los años o la convivencia en pareja hace que se vaya perdiendo esa chispita que hace querer sorprender al otro continuamente… El mejor remedio para que esto no ocurra es tener pequeños detalles que os hagan sentir tan especiales y enamorados como el primer día.

Si quieres dar una sorpresa a tu pareja no dudes en preparar una velada romántica como la que te contamos, ¡le encantará!

No hace falta que pongas toda la casa como si fuera el pequeño templo de San Valentín, lleno de corazones y de rosas por todas partes… Basta con que ambientes un par de salas como el salón y el dormitorio con un estilo dulce y romántico a la vez que sensual.

Decoración para una velada romántica
La cena es el preámbulo ideal para una noche llena de seducción, por lo que tu salón deberá cambiar su aspecto habitual: Céntrate en la mesa de la cena, donde deberás colocar un mantel de color negro (puede tener detalles en otro color) con tu mejor vajilla y cubertería. Las velas en altos candelabros como única iluminación de la sala, la champanera a punto, los pétalos de rosa sobre el mantel… ¡Imposible no dejarse llevar por el romanticismo!

Una vez preparada esta fase debes pasar a la estancia protagonista: El dormitorio. Lleva a tu pareja a la habitación con un camino de rosas hasta la entrada, prepara una música relajante estilo chill-out, algunas velitas iluminando la estancia y date el capricho de comprar para la ocasión unas suaves y delicadas sábanas de seda cubiertas de pétalos.

Como ves, el conjunto de elementos ideal para hacer de esta noche un momento inolvidable en vuestras vidas.