Decoración que ayuda a mejorar nuestra salud
En muchas ocasiones tenemos algún tipo de malestar que llega incluso a preocuparnos y no siempre caemos en la cuenta de que a veces “tenemos al enemigo en casa”. Humedad, sequedad, electricidad estática… quizá tengas alguno de estos problemas en tu casa y hoy intentaré ayudarte a ponerles solución. El exceso de humedad se traduce en hongos y ácaros, así como en el deterioro del papel pintado, carpinterías, etc. Ventila 10 minutos a diario, y no pegues los muebles del todo a la pared, así favorecerás que circule mejor el aire, y si es posible, no tiendas la ropa dentro de casa.

Si, por el contrario, padeces de ambiente seco a causa de la calefacción, soluciónalo poniendo un recipiente con agua junto a los radiadores, actuarán como un humidificador. La electricidad estática se nota mucho más si tienes suelos laminados, moquetas, revestimientos sintéticos, procura recurrir a laminados antiestáticos y mantener una humedad superior al 30%. La falta de luz puede afectar a tu estado de ánimo, además de provocar dolor de cabeza y vista cansada. Usa colores claros y pintura satinada, que refleja más la luz. Hay visillos con trama de red o cortinas de lana con dibujos troquelados.

Otra causa de malestar y dolor de cabeza puede estar en los componentes de algunas pinturas y barnices, que pueden llegar a causar hasta problemas respiratorios. Conviene usar pinturas naturales, ya que no desprenden gases tóxicos, son transpirables y reguladoras de la humedad y no se cargan electroestáticamente.

Otro punto que se relaciona directamente con nuestra salud es la calidad del agua de nuestro grifo, ya que si tiene un exceso de cal y otras impurezas, no sólo sabe mal, sino que puede producir irritaciones en la piel, además de acortar la vida de los electrodomésticos y dejar la colada más áspera. Tienes sistemas de filtrado en kit que se colocan bajo el fregadero, y podrás beber del grifo como si se tratara de agua mineral.