Decoración romántica de primavera
Por fin hemos entrado en la esperadísima estación primaveral, que, como siempre, nos trae un mundo de luz, color y alegría en el que olvidarnos de la oscuridad característica de los fríos y grises meses del invierno.

Del mismo modo que haces con tu ropa habitual, la decoración de tu hogar también necesita refrescarse y tomar un poco de la frescura primaveral para conseguir ese aspecto tan romántico que caracteriza a estos meses.

Tranquila, que no hace falta que cambies toda la decoración de tu casa para lograrlo: Unos pequeños cambios no demasiado costosos bastarán para renovar el aspecto de tus estancias rápidamente.

Decoración romántica de primavera
Lo primero a decidir son los tonos que predominarán en la decoración de la habitación: El blanco de fondo es el color más recurrente, si bien a la hora de combinar deberemos decantarnos por los dulces tonos pastel o por otros tonos más vivos y llamativos.

Si el estilo de tu hogar es moderno te recomendamos decantarte por la segunda opción, donde los textiles de estampados florales de colores como el violeta, el turquesa, los grises o los rosas fucsia toman el mando convirtiéndose en el centro de atención de las estancias (en cortinas, cojines, fundas, etc.). Una gran idea es utilizar telas en patchwork o combinar estos estampados con otros tan distintos como las rayas o los topitos, siempre manteniendo una misma línea cromática o similar.

La misma paleta de colores deberán seguir también el resto de elementos ornamentales, que no obstante también pueden ser de colores lisos: Lámparas de encaje, biombos, stickers de motivos naturales (flores, mariposas, pajaritos, etc.), espejos, etc.

Recuerda que el espacio debe facilitar la entrada de la luz en la medida de lo posible, por lo que no solamente debes colocar el mobiliario y los ornamentos de la forma más adecuada sino que además debes escoger telas y textiles ligeros que favorezcan la mejor iluminación natural en el interior del hogar.