Decoración rústica con estilo urbano
No estoy hablando de nada imposible cuando menciono este título puesto que son muchas las veces que el mezclar estilos puede ser todo un acierto. Se pueden compaginar ambos estilos perfectamente intentado que se complementen para crear espacios acogedores, eso sí se deben tener algunas ideas claras para que la combinación sea acertada y no caigamos en errores de estilo que puedan causar una sensación poco estética.

Las líneas que definen un estilo rústico son contundentes e igual que pueden quedar estupendamente en una casa de campo, ¿por qué no en un piso o casa de ciudad? Lo que sí es cierto que puede quedar algo sobrecargado puesto que una casa de campo acostumbra a ser de mayor tamaño que una casa urbana. En cambio la decoración urbana está compuesta por líneas rectas dónde la funcionalidad y el orden son los protagonistas. El estilo minimalista es el ejemplo claro de un claro estilo urbano donde la creatividad y la comodidad se hacen compañeros.

Una buena combinación

Si te encanta el estilo rústico pero no quieres que quede sobrecargado en tu hogar puedes optar por el estilo señorial de lo rústico con la sensación acogedora y cálida que transmite la madera pero en combinación con otro estilo algo más liviano. Por tanto debes combinar los espacios abiertos y funcionales, dando prioridad a espacios útiles con un toque rústico en los objetos y detalles decorativos.

Decoración rústica con estilo urbano

Materiales

Habrán algunos materiales que no podrán faltar en tu decoración como es la madera, la piedra o la cerámica siempre en tonos naturales para crear un ambiente relajado.

Objetos decorativos

Otra manera de llevar la decoración rústica a tu estilo urbano es a través de detalles como el cabecero de tu cama, los espejos, algunos muebles, las lámparas, etc. Deberás encontrar el equilibrio entre lo rústico y lo minimalista.