Decoración rústica y moderna
Muchos todavía acostumbramos a entender la decoración rústica como un estilo algo clásico, antiguo y reservado para las casas de campo o de pueblo. Sin embargo, es una pena desaprovechar este estilo tan cálido y acogedor para el hogar solo porque lo consideramos reservado para algunos hogares…

¿Qué te parecería darle un toque innovador e integrarlo en tu hogar? Si te ha gustado la propuesta presta atención, ¡se nos ocurren algunas buenas ideas para conseguirlo!

Rompe con las tradiciones y combina las características de los estilos más modernos con los más rústicos y campestres: materiales, formas, estilos… ¡Solo hay que tomar lo mejor de cada uno de ellos!

Lo primero que te proponemos es mantener la madera como material de base de la decoración, pues es precisamente la que genera el apacible ambiente que caracteriza a estas estancias.

Decoración rústica y moderna
Procura hacer esto de una manera elegante aprovechando las líneas de los nuevos estilos: olvida las irregularidades, las formas robustas y los modelos más clásicos y apuesta por un mobiliario de líneas sencillas, lisas y pulidas. También puedes decantarte por los preciosos muebles de forja, que darán un toque más romántico sin perder ese aire rústico.

Algunas ideas originales que darán un toque chic a tus estancias pueden ser cubrir algunas paredes con plaquetas decorativas de piedra o ladrillo o bien colocar algunas de aquellas falsas vigas de madera en el techo, elementos muy tradicionales en las casas de antaño.

Otra forma de dar un giro al estilo rústico es romper con esos tradicionales colores apagados que solían predominar y dar un poco de vida con tonos alegres como por ejemplo los rojos, rosas, violetas y hasta los amarillos. Una buena idea es mantener las paredes en tonos claros y dar el color con los textiles , los complementos o algunos elementos de mobiliario como el sofá.

Sigue algunas de estas ideas…¡Conseguirás un hogar encantador!