Decoración urbana y moderna
La cultura urbana nacida en plena calle es cada vez más popular entre los jóvenes y no tan jóvenes, que más allá de adaptarla su estilo de vida, a sus actividades y a su ropa también lo llevan hasta la decoración de su propio hogar.

Este tipo de decoración tan moderna será capaz de llenar tu hogar de alegría y color y sobre todo de darle un aspecto alternativo a los más tradicionales… ¿Sientes que eres joven como para decorar tu casa como la de tus padres? Entonces atiende, porque te contamos algunas buenas ideas .

La palabra ‘urbano’ se refiere a todo aquello perteneciente o relativo a la ciudad, por lo que en se encuentra fuertemente vinculado con cualquier elemento que podríamos encontrarnos a pie de calle: ladrillos, pinturas y graffities, mobiliario urbano, etc.

Decoración urbana y moderna
Para empezar tendrás total libertad para escoger los colores de tu entorno, pues ni en la calle ni en tu hogar habrá reglas que dicten qué tonosdebes emplear… Bastará con escoger aquellos que más te gusten o que te hagan sentir bien.

Para las paredes se nos ocurren originales ideas como puede ser dejar el ladrillo visto al descubierto pintándola de algún color llamativo (verde pistacho, amarillo, azul, rosa, etc.) o bien dibujar un gran grafitti que nos inspire sobre alguna de las paredes principales. El arte callejero está muy de moda, por lo que probablemente no será difícil encontrar a alguien que te eche una mano.

El mobiliario no permite demasiadas innovaciones, aunque por supuesto te recomendamos los muebles lisos de líneas rectas y sencillas en todo tipo de colores básicos; si el resto de tu decoración es demasiado llamativa (paredes, sofás, textiles, etc.), aprovecha para dar un poco de estabilidad haciéndote con muebles de colores básicos como el blanco o el negro.

En cuanto al resto de la decoración, se nos ocurre que puedes utilizar papeleras, taquillas, algunos carteles típicos para decorar muebles y paredes como las señales de peligro o prohibición así como las señales de las calles, por ejemplo.

Toma estas ideas y da rienda suelta a la imaginación para añadir las tuyas propias… ¡Verás que es más fácil de lo que parece!