Cómo decorar la cama de tu dormitorio
El dormitorio es seguramente una de las estancias más apreciadas de nuestra casa, y no es para menos, pues es el lugar donde acudimos para descansar tras un largo día de trabajo o actividades. Y dentro del dormitorio, la cama es la gran protagonista por que es la pieza más grande y normalmente ocupa un puesto central. Además, permite muchas opciones decorativas para crear un ambiente agradable y cómodo.

Para lograr un buen estilo, escoge telas adecuadas a la estación del año en la que estás. Por ejemplo, ahora que llega el invierno elige telas gruesas que te abriguen por la noche para no pasar nada de frío. Mientras que cuando llegue la temporada de buen tiempo utiliza telas con texturas ligeras que no te hagan sudar y sean transpirables.

Nuestra recomendación es que no utilices telas de colores estridentes, estampados exagerados o colores demasiado oscuros porque pueden restar amplitud visual al espacio. En cambio, los tonos claros aportan luminosidad y dan mayor sensación de limpieza. Si tu dormitorio tiene acabados en madera y paredes color blanco o piedra sigue con el mismo estilo cálido en los edredones. No obstante, alguna de las piezas de la cama como el cabezal o los cojines pueden tener algo de color, no es necesario que todo sea blanco.

Cómo decorar la cama de tu dormitorio
Con respecto a la ropa de cama, elige el juego de sábanas que se ajuste mejor al tamaño de tu cama. La sábana de encima es mejor que sean lisas, pero con alguna decoración. También es muy importante el estilo de tu dormitorio en general, por ejemplo en el estilo rústico la madera juega un papel principal, para ello puedes utilizar una pallet para convertir tu cama en un diseño rústico. Este tipo de elementos en madera son muy versátiles dándote accesibilidad para crear tu decorado.

Para camas con estilo bohemio decoraremos con toques orientales, místicos y espíritus libres. Los accesorios son el elemento clave en este tipo de decorado de camas donde los edredones podrían contar con diseños orientales en su color, dibujo y bordado. Las velas, las telas colgantes o las alfombras son complementos indispensables.

Mientras que para decorar una cama estilo juvenil, preocúpate de buscar cojines con motivos divertidos y con leyendas, elige un edredón o sobrecama con textura, agrega un poco de pequeñas luces y posters encima y habrás hecho de inmediato un espacio ideal para mantener el espíritu joven que llevas dentro.

Por último, la plancha será también tu gran aliada para mantener la elegancia en el dormitorio, dale una pasada a las sábanas siempre que las veas arrugadas, al menos las partes que quedan a la vista. Haz lo mismo con las cortinas.