Decorar camas altas
Las camas altas a pocos metros del techo son una de las grandes soluciones para los dormitorios con pocos metros.

Disponibles en medidas individuales (para niños o adultos) y también en su versión de matrimonio, estos dormitorios resultan todo un acierto con el que poder dar cabida a prácticamente todo lo que te gustaría incluir en la habitación.

Si ya tienes una de estas o estabas pensando en comprarla no dudes en dedicar cinco minutos a este artículo, ¡te irá fenomenal para tomar algunas ideas!

Decorar camas altas
Para empezar debes pensar en la función que quieres dar al espacio, pues no es lo mismo plantearse la habitación como un único lugar para el relax o para el juego que hacerlo como un espacio de descanso y de trabajo a la vez.

Tanto para unas como para otras, aquí te dejamos algunas ideas decorativas:

Decorar camas altas
– Zona de descanso: Nada mejor que aprovechar el amplio espacio bajo la cama para ubicar una zona de esparcimiento propia en función de tus gustos… Puedes crear tu rincón de lectura, tu lugar de juegos (con la videoconsola, por ejemplo) o un espacio de reunión para charlar con tu pareja o tus amigas. Eso sí, potencia la luz para que el espacio no se vea demasiado apagado y asegúrate de colocar la televisión (si la tienes) de manera que no reciba reflejos por la luz.

Decorar camas altas
– Zona de estudio: Es una gran idea para todos los que todavía tienen que hincar codos, para los que trabajan desde casa o para los que sencillamente necesitan un hueco donde ubicar el ordenador. Puedes colocar un escritorio acompañado por varias estanterías y cajoneras que además te servirán para almacenar todo tipo de cosas.

Eso sí, ten en cuenta que la entrada de la luz natural es fundamental para poder trabajar a gusto en el espacio y que la artificial también debe estar muy presente en el espacio.

– Almacenamiento: Puedes dedicar el espacio por completo a colocar muebles para el almacenamiento o bien combinarlos con los anteriores espacios descritos para aprovechar todavía más el espacio. El armario, algunas estanterías o las cajoneras serán fundamentales, aunque debes andarte con ojo si no quieres que el espacio se vea abarrotado y resulte agobiante para la estancia, pues recuerda que al fin y al cabo es un espacio para descansar.

– Vestidor: Una gran idea para las que siempre soñaron con uno de éstos y nunca tuvieron el espacio suficiente. Puedes cubrir el espacio con alguna cortina mona y colgar en el interior unas baldas en los tres laterales del mueble para colgar tu ropa (de madera o de tela), así como colocar una cajonera y hasta un espejo… Ya sabes, ¡cuanto más amplia sea la cama más grande será tu vestidor!

Decorar camas altas
– Zona de juegos: Este espacio puede ser un gran recurso para crear un espacio muy especial para los niños, un refugio de juegos donde dar rienda suelta a la imaginación además de un espacio perfecto para almacenar sus juguetes sin que la habitación se encuentre constantemente desordenada. Puedes crear una temática en el espacio cubriendo con una tela que le dé el aspecto de un castillo, un barco pirata o una casa de árbol, por ejemplo.

– Habitación doble: Si tienes una única habitación para compartir estos dormitorios son una gran idea, y es que puedes colocar las camas ‘cruzadas’ para dar un toque distinto al de las literas además de aprovechar más el espacio. La idea es colocar el cabecero de la cama inferior en la parte de pared más amplia y aprovechar el espacio restante si te apetece para colocar un armario o una pequeña cajonera, por ejemplo.

¿Se te ocurre alguna otra idea original?