Decorar con baldas y librerías
Un amante de la lectura no puede concebir un hogar en el que los libros no se conviertan en uno de puntos fuertes de la decoración, y es que como cualquier otro hobby éste también puede formar parte del interiorismo del hogar.

Puede hacerlo de formas muy distintas, en lugares de lo más variados y con diseños de lo más variopintos. Si perteneces a este grupo no pierdas detalle de lo que te contamos, porque traemos algunas ideas fenomenales para decorar tu hogar con baldas y librerías.

Decorar con baldas y libreríasPuedes utilizar las librerías con dos objetivos muy distintos: el primero de ellos es sacar el máximo partido al espacio y a los rincones inutilizados, mientras que el segundo es darles el protagonismo colocándolos como gran reclamo ornamental de alguna de tus estancias. En algunas ocasiones, no obstante, los dos objetivos pueden unirse para resultar de lo más prácticos y decorativos.

Los espacios ‘muertos’ a los que no sabes cómo sacar partido son los mejores para colocar tus estanterías, y es que no solo les sacarás provecho sino que además lo harás de una forma decorativa. Los pequeños huecos en las paredes, las esquinas, los espacios bajo las escaleras, los cabeceros de la cama y hasta los altos de las paredes (una gran balda recorriendo toda la pared) son ideales para colocarlas.

Otras librerías se han ideado especialmente para tomar el protagonismo de tus estancias: las hay con formas divertidas y sinuosas, otras que forman palabras o letras y hasta diseños que imitan diferentes objetos u elementos (nubes o viñetas, por ejemplo). Así, no dudes en utilizarlas como centro de la decoración en grandes paredes sobre las que puedan destacar.

Por último, debes tener en cuenta que el tipo de librería que escoges vaya en consonancia con el estilo decorativo de tu hogar para no romper con el equilibrio del mismo.