Decorar con cajas recicladas
Reutilizar aquellos objetos que ya no necesitamos para proporcionarles una nueva utilidad es una gran idea, no solamente por el hecho de que contribuiremos a preservar el medio ambiente sino también porque conseguiremos piezas originales y de lo más económicas para decorar nuestro hogar.

En Interiorismos ya te hemos dado un montón de ideas de decoración con objetos reciclados y hoy nos gustaría mostrarte algunos de los prácticos muebles y ornamentos que puedes conseguir reutilizando todo tipo de cajas: de vino, de fruta, de botellas y hasta de cerillas… ¡todo sirve!

Decorar con cajas recicladas
Estanterías: Las cajas de fruta de madera pueden ser tratadas, pulidas, y pintadas para convertirse en prácticas estanterías que podrás colocar de forma independiente o en grupo ya sea colgadas sobre la pared o apoyadas como gran estructura sobre el suelo. Tranquilos, porque son muy resistentes… ¡pura madera!

Taburetes: Puede que las más resistentes sean las cajas de botellines, pues su plástico es realmente resistente. Serán fenomenales para los hogares modernos, aunque si no quieres que parezca sacado de la basura puedes trabajarlo con pintura y hasta colocarle unas ruedas.

Decorar con cajas recicladas
Guardallaves: Las cajas de vino de madera con abertura deslizable se convierten muy fácilmente en prácticos guardallaves para la entrada del hogar. Trata la madera, pinta la estructura y decora la ‘puerta’ con papel pintado o con una decoración ideada por ti mismo/a.

Joyero: Cualquier tipo de caja sirve para conseguirlo, aunque las cajas de puros son ideales para ello. Si es una de éstas lo primero de todo será neutralizar su fuerte olor para después forrarla por dentro (o no) y decorarla al gusto por fuera; en el interior puedes colocar separadores o una esponja mullidita para colocar tus pendientes y anillos, mientras que en el exterior puedes hacer cualquiera diseño que se te pase por la cabeza: pintarlas, forrarlas con tela o papel, etc.

Decorar con cajas recicladas
Reloj: Puede hacerse con cualquier caja con una base plana y lisa independiente del material del que esté hecha. Sólo tienes que pintarla o cubrirla con algún papel que te guste, marcar perfectamente las horas (o no, a veces no es necesario), colocar el mecanismo en el interior y las manillas en el centro. ¡Los resultados son magníficos!

Toma nota de alguna de estas ideas y conseguirás dar una nota de lo más original y eco a tu hogar… ¡tus visitas quedarán impresionadas!