Decorar con centros de mesa
Los centros de mesa son un excelente recurso decorativo para cualquier época del año, ya que se pueden adaptar en función de lo que requiere cada estación. Son ideales para decorar tanto en casa como en un negocio, además de darle un ambiente muy especial a todo tipo de eventos y celebraciones. Se hacen con mucha facilidad, y lo más habitual es que sean de flores, hojas secas y velas, aunque en realidad su composición depende de lo que tú quieras.

No cabe duda de que un centro de mesa le puede dar un mucha vida a cualquier rincón del hogar, proporcionando así un ambiente alegre y bonito que a todos nos gusta tener cuando estamos en nuestra casa. Aportan un aire fresco y natural que dará un toque de distinción a cualquier espacio.

Un elemento muy decorativo

Hacer un centro de mesa es muy sencillo, así que veamos algunas ideas muy interesantes. La clave de la decoración con centros de mesa está en descubrir la belleza de lo natural y combinarlo con el ambiente para que formen una unidad perfecta. Además, el jarrón o recipiente que vayas a utilizar tiene que ser adecuado en tamaño y diseño para los resultados que quieres lograr.

Centros con ramos

Decorar con centros de mesa
Los ramos de flores son una excelente opción y aportan mucha frescura, además de la belleza y el aroma que tengan las flores elegidas. Son perfectos para el salón, e incluso puedes componer el ramo sin flores, únicamente con las hojas, los resultados son muy bonitos y originales.

Centros con frutas

Las frutas también son una gran elección para componer un centro de mesa, ya que aportan naturalidad, aroma, frescura y colorido. Puedes apostar también por frutos del bosque, perfectos porque son muy bonitos y varían en función de la época del año. Los frutos secos también le dan un aire muy especial al centro, especialmente si quieres lograr un efecto rústico.

Centros con velas

Decorar con centros de mesa
Los centros con velas tienen también mucho éxito, especialmente si las combinas con pétalos, ya que pueden ser de infinidad de formas y colores, lo que aporta mucha originalidad.

Centros de mesa para eventos

Es muy habitual ver un centro de mesa en los eventos, ya sean bodas, bautizos, actos empresariales, aniversarios, etc. Elige algo sencillo y, muy importante, que no sea muy grande, ya que entorpecería la colocación de los platos, copas y utensilios en la mesa. Además, el diseño ha de permitir que todas las personas puedan mirarse al hablar sin tener que estar esquivando flores, ramas ni ningún otro elemento que esté en el centro de mesa.

Las flores secas tienen mucho éxito para los centros que se utilizan en celebraciones, ya que se pueden preparar con antelación sin miedo a que se estropeen. Puedes complementar esas flores con elementos decorativos como lazos de colores o washi tape, entre otros.