Decorar con cojines
Hay elementos que son importantísimos a nivel decorativo en cualquier hogar, aunque en muchas ocasiones no les prestamos atención, lo que significa que no le sacamos todo el partido que podemos sacarle. Es el caso de los cojines, muy útiles para apoyarte en ellos cuando te echas en el sofá pero que tienen también mucho que aportarle a la decoración de cualquier estancia.

En el sofá o en la cama, con los cojines puedes conseguir efectos increíbles y muy llamativos, gracias en parte a la gran variedad de formas, tamaños, diseños, estampados y texturas que puedes encontrar. Hoy me gustaría darte unas cuantas recomendaciones para que sepas cómo decorar con ellos, especialmente qué colores elegir para conseguir una buena combinación con el resto de elementos que haya en la estancia.

Colores

Decorar con cojines
Si los textiles y paredes de esa estancia son en colores claros y suaves, lo ideal es que los cojines sean en tonos más vivos para crear un contraste bonito y con intensidad. Eso sí, es fundamental que combinen con los demás. Se recomiendan colores fríos como el verde y el azul o cálidos como el rojo, todos ellos en tonalidades intensas y fuertes.

Diseños

Decorar con cojines
La mezcla de lisos y estampados es una muy buena idea ya que surgen muy buenas combinaciones que quedarán genial con cualquier estilo decorativo. Si eliges un estampado, sería genial que fuera la misma tela o similar a la empleada en las cortinas, o al papel pintado si es que lo tuvieras.

Texturas

Hoy en día puedes elegir muchísimas texturas para las fundas de los cojines, siendo el lienzo, raso y algodón de las más resistentes. Con la piel conseguirán una gran personalidad, y un efecto muy especial lograrás también con los que tienen flecos o pelos en texturas muy suaves.