Decorar con cuadros pop art
El pop art está muy solicitado en los últimos años, ya que es una tendencia que arrasa en decoración de interiores. Uno de los elementos que más éxito tiene son los cuadros, y encajan a la perfección en cualquier estancia, especialmente en salones, dormitorios y salas de estar. Además, se pueden adaptar a diversos estilos decorativos, por lo que pueden aportarle un toque muy original a tu hogar.

Un cuadro pop art le dará a cualquier espacio una gran sofisticación y frescura, y triunfa en estancias de todas las edades, aunque lo cierto es que los jóvenes son quienes más apuestan por este arte moderno. Las creaciones de artistas como Andy Warhol, Gustav Limt o Kandisnky, entre otros, son ahora incluso más conocidas de lo que fueron en sus tiempos y han marcado una fuerte tendencia en el pop art.

Estancias modernas

Decorar con cuadros pop art
Un salón o sala de estar se puede convertir en el espacio perfecto para colgar un cuadro Pop Art, tanto de Warhol como de Roy Lichtenstein o cualquier otro autor del estilo. En muchísimas tiendas de decoración puedes encontrar cuadros similares a sus creaciones, ya que está claro que muy pocos en este mundo se pueden permitir tener un cuadro auténtico en su hogar.

¿Cómo combinarlo?

Decorar con cuadros pop art
Combinar un cuadro pop art no es difícil, y los resultados que puedes lograr son espectaculares. Lo ideal es combinarlo con muebles, textiles o elementos decorativos que tengan los mismos colores que el dibujo del cuadro. Los que más se suelen utilizar en este tipo de cuadros son el rojo, amarillo o azul, así que puedes conseguir contrastes muy variados.

Sé original

Si lo que buscas es originalidad, no coloques el cuadro en un lugar en el que probablemente lo pone todo el mundo, como suele ser el salón o el dormitorio. Si realmente quieres innovar, apuesta por poner un cuadro pop art en el baño o en la cocina, también lucen muy bien y te aportan un toque de originalidad que no es fácil lograr con cualquier otro elemento.

Nuevos autores

Gracias al auge de las redes sociales, los nuevos artistas modernos han encontrado el lugar perfecto para dar a conocer sus obras, sin duda una sala de exposición global desde la que pueden ver tus creaciones personas de cualquier lugar del planeta. Con el éxito que tiene el pop art, es muy probable que siga triunfando durante unos cuantos años más.