Decorar con éxito la habitación juvenil
La adolescencia es una etapa de la vida bastante complicada. Los primeros signos que suele mostrar un adolescente en pleno cambio tienen que ver con mostrar la disconformidad con su entorno, especialmente con su habitación. Es un momento en el que quieren confirmar su carácter y, de cierto modo, imponer su voluntad y sus gustos.

Esta fase suele traer bastantes conflictos entre padres e hijos, ya que en algunos casos concretos, las diferencias entre ambos son abismales, queriendo pintar de negro las paredes o colocando objetos que a no satisfacen a los mayores. La tendencia actual en cuanto a la fabricación de muebles para la habitación de un adolescente favorece mucho la posibilidad de encontrar un punto común, ya que los diseños de hoy en día muestran unas líneas muy modernas, que le dan a la estancia un aire desenfadado y juvenil.

Muy lejos quedan ya aquellas camas de 80, el escritorio clásico, y la silla de toda la vida con lo que crecimos la mayoría. Decantarse por uno u otro de estos modelos dependerá del espacio del que dispongas y del presupuesto que hayas destinado a tal fin, ya que otras necesidades vienen cubiertas por la mayoría de los diseños: descanso, estudio y ocio. Si no te gusta que se tire en la cama, puedes optar por unos pufs de diseño, de este modo, saldréis ganando los dos.

En cuanto al colorido, yo me decantaría por el blanco o tonos similares, de modo que sea relajante para las horas de estudio, pero aprovechando que este color os facilitará ir cambiando pequeños objetos de decoración afines a cada época, y que siempre luzcan con encanto. Dejar que aporte ideas para esos pequeños detalles es fundamental para llevarlo a tu terreno a la hora de elegir el cuarto, al fin y al cabo, son artículos que no durarán ahí eternamente, y siempre hay la posibilidad de conjugar el buen estilo con sus gustos, como en el caso de la fotografía, con un joven amante de la música.