Decorar con la técnica del découpage
Aunque no cabe duda de que habrás visto un montón de muebles y ornamentos esta técnica es posible que todavía no la reconocieras por este nombre: el découpage es una técnica de decoración de superficies que consiste en utilizar telas o papeles sobre piezas de base lisa.

¿Quieres saber cómo llevarla a cabo? Presta atención lo que te contamos y empieza ya con la renovación de tus muebles!

El nombre de esta técnica proviene de la palabra francesa découper, que en español significa recortar: de este modo, la técnica no consiste en otra cosa que recortar y pegar los motivos decorativos que nos interesan sobre superficies metálicas, cerámicas, plásticas o de cristal como si se realmente fuera pintado.

Decorar con la técnica del découpage
Para aplicar la técnica sobre una superficie debes hacer lo siguiente:

– Prepara el material necesario y recorta a la perfección los trozos que quieras utilizar para la decoración.

– Encola la superficie del mueble u objeto que quieras decorar y luego fórralo con los recortes que habías elegido.

– Aplica una capa de barniz transparente sobre lo colocado y déjalo secar; en caso de que el papel no ocupe toda la superficie solo deberás barnizar el elemento decorativo concreto.

– Una vez seco líjalo para dar uniformidad a la superficie y vuelve a barnizar según el mismo protocolo un par de veces más.

– Si quedan burbujas con el barniz pínchalas con una aguja para conseguir disimularlas.

Decorar con la técnica del découpage
Puedes hacer découpage con la mayoría de textiles y papeles (no plastificados), por lo que la cantidad de creaciones posibles es infinita y únicamente encontrará los límites en tu propia imaginación: recortes de flores, papel de regalo, hojas de cómic, trozos de periódico…

Comienza haciendo pruebas sobre elementos pequeños como maceteros o cajitas de madera y ve atreviéndote a aumentar la dificultad con cajoneras, estanterías y hasta cabeceros de cama.