Decorar con rosetas de papel
¿Quién dijo que decorar es caro? A continuación os vamos a demostrar que lo que de verdad se necesita para tener una casa bonita, llena de espacios sorprendentes y acogedores, es imaginación. Ni grandes presupuestos, ni muebles de lujo, ni carísimas piezas de diseño… Es la imaginación y la personalidad del dueño lo que le da a algunas casas ese ambiente especial que tanto nos gusta.

Por eso, y más en tiempos de crisis, me encantan las ideas que alegran la casa por poco dinero. Como ésta de decorar con rosetas de papel. Más fácil y más barato, imposible. Y, además, fijaos en las imágenes. ¿A que es una forma estupenda de llenar la casa con detalles especiales?

Trabajos manuales para alegrar la casa

Decorar con rosetas de papel
Con un pliego de papel y un poco de maña, podéis haceros con estas preciosas rosetas que se convertirán en el detalle decorativo perfecto para una noche especial, por ejemplo.

Para empezar corta tiras de papel de distintos anchos, dos de cada, y dóblalas con forma de acordeón. Pega cada pareja de tiras con una pistola de silicona o, en su defecto, con cola blanca. Después pega también los extremos del final, de forma que quede un círculo. Ábrelo, pon pegamento en el centro de la parte trasera, y pega una pieza de papel. ¡Ya está lista la roseta! Si lo deseas, puedes hacerle agujeros en los bordes, decorarla con un botón en el centro o con otra roseta más pequeña.

¿Dónde ponerlas?

Decorar con rosetas de papel
Si habéis hecho ya varias decenas de rosetas de colores y no se os ocurre dónde aplicarlas, debéis saber que la casa está llena de lugares perfectos para lucirlas. Podéis colgarlas en una cuerda y hacer con ellas una guirnalda, perfecta para cuartos infantiles. O aplicarlas al vaso de cristal de una vela (con cuidado de que no se quemen, claro). O ponerlas en un marco, como en la imagen, para hacer una decoración de pared. Echadle imaginación y veréis como se os ocurren un montón de ideas para decorar con rosetas.