Cómo decorar tu dormitorio con almohadones
Si estás cansada de la decoración de tu dormitorio y te parece demasiado monótona, no hace falta gastarse demasiado dinero pintando todas las paredes o cambiando todo el mobiliario. Puedes darle un toque totalmente diferente a la habitación con el simple hecho de poner unos bonitos almohadones encima de la cama.

A continuación te daré una serie de ideas decorativas con almohadones para que consigas darle un nuevo estilo a tu dormitorio y disfrutar de un ambiente agradable en el que descansar tranquilamente.

Toque de color

Si lo que quieres es conseguir que tu dormitorio tenga un toque alegre y colorido, basta con poner varios almohadones con colores vivos y alegres como el rojo, el naranja o el fuscia. Este hecho decorativo tan simple y sencillo te ayudará a que tu dormitorio parezca totalmente otro y se respire el optimismo y fluya la buena energía en todo el ambiente.

Romper la monotonía

Si tu dormitorio te parece muy aburrido y demasiado monótono, puedes colocar encima de la cama varios almohadones de diferentes tamaños y con colores parecidos. De esta forma conseguirás un poco de contraste en el dormitorio y una decoración mucho más llamativa.

Crear contraste

Otra forma de usar los almohadones a la hora de decorar el dormitorio y conseguir un toque diferente en el espacio, consiste en usar almohadones de un color totalmente diferente al del resto de la habitación. Con ello consigues crear un contraste realmente interesante en la decoración del dormitorio.

Cómo decorar tu dormitorio con almohadones

Combinación de colores

Otra manera de darle un nuevo estilo decorativo a tu dormitorio consiste en poner varios almohadones del mismo color junto a un par de ellos con otro color totalmente diferente. De esta forma la combinación de colores de los almohadones le dará un toque realmente interesante y original al conjunto de todo tu dormitorio.

Diferentes tamaños y texturas

Una última forma de decorar tu dormitorio consiste en escoger algunos almohadones con diferentes tamaños y texturas y que tengan el mismo color que el resto de la habitación. De esta manera conseguirás un equilibrio perfecto en todo el espacio además de darle un toque diferente y realmente alegre.

Estas son algunos ejemplos realmente fáciles y sencillos que te ayudarán a decorar tu habitación con almohadones y conseguir en la misma un estilo diferente y acogedor. Este tipo de decoración es ideal para conseguir crear un ambiente íntimo y cálido en todo el dormitorio.