Si estás buscando una buena combinación de colores para decorar el dormitorio y te gustan las tonalidades frías, hacerlo con azul y blanco es una de tus mejores opciones, ya que le dará un toque espectacular y lleno de buenas sensaciones. En las tonalidades adecuadas, te servirán para crear un ambiente tranquilo, agradable y relajado, ya que todos los fríos son perfectos para eso.

Aunque quizás el ser un color “frío” pueda ser rechazado en un principio para una estancia como el dormitorio, precisamente esa gama de colores es perfecta ya que aporta lo que necesitas, que es un espacio tranquilo y sosegado. Con el azul como el rey de loscolores fríos, lo combinaremos en esta ocasión con el blanco, que da un aspecto limpio y tiene la gran ventaja de que la habitación parezca más amplia y luminosa.

Decorar el dormitorio de azul y blanco

Ten en cuenta la iluminación

Siempre que vayas a pintar una habitación y a elegir sus colores, es muy importante que tengas en cuenta la iluminación, ya que los colores ayudan a que una estancia sea más o menos luminosa según su tonalidad. Por ejemplo, una tonalidad celeste te dará mucha luz de día si la habitación es oscura, pero cuando llegue la noche parecerá más oscura. Si el dormitorio no tiene mucha luz natural, las tonalidades pastel son perfectas.

Decorar el dormitorio de azul y blanco

Elegir el azul

Como el blanco combina bien con cualquier tonalidad de azul, sólo tendrás que preocuparte por decidir cuál es la que quieres elegir. Mucha gente tiene el erróneo pensamiento de que el azul es un color masculino, pero lo cierto es que queda genial también en habitaciones femeninas, ya que lo importante está en los detalles. El azul oscuro queda muy bien, pero mejor sólo en una pared para no oscurecer mucho la habitación, así que el resto de blanco. El azul en tonalidad pastel quedará genial en todas las paredes, y si quieres dejas una en blanco o bien el blanco para detalles como muebles o textiles.

Decorar el dormitorio de azul y blanco

¿Cómo pintar?

Las opciones para aplicar estos colores en la pared son infinitas. Puedes optar por paredes completas de un color, como te comentaba en el punto anterior, o bien combinarlos en una misma pared. Pintarla a rayas verticales es tendencia en los últimos años, y el resultado será espectacular. Si la habitación es pequeña, deja el azul para cortinas, alfombras o puertas de armarios y pinta las paredes de blanco. Una alternativa muy interesante es pintar de mitad para abajo de blanco y la parte superior de azul.

Decorar el dormitorio de azul y blanco

Elementos decorativos

Otra buena idea es utilizar esa combinación en elementos decorativos, como por ejemplo poniendo una alfombra azul y blanca a rayas o bien comprar una cómoda blanca y pintar los cajones de azul. Cojines, cortinas, jarrones, marcos… si quieres un dormitorio únicamente en estos dos colores, que sepas que podrás conseguirlo y, además, será una decisión muy acertada si sabes cómo combinarlos. Espero que gracias a este post sepas hacerlo.