Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

Dormir bien es fundamental para lograr nuestro bienestar y afrontar el día siguiente con alegría y energía. Muchas veces, la decoración interfiere, para bien o para mal, en la calidad de tu sueño. Si sufres de insomnio o experimentas problemas para dormir, quizá sea el momento de dar un cambio en la decoración de tu dormitorio, intentando crear un espacio armónico y perfecto para el descanso y pensado para dormir de un tirón. En más ocasiones de las que pensamos, las noches durmiendo mal se deben a un espacio inadecuado, la atmósfera de tu dormitorio es importantísima para lograr ese merecido descanso, al fin y al cabo, pasamos durmiendo un tercio de nuestra vida.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

La cama: la pieza más importante

Sin duda, es la reina del dormitorio y el lugar que te garantizará el descanso. Por supuesto, una cama cómoda, con un colchón adecuado, no demasiado viejo, que se adapte a tu cuerpo y a tus problemas de espalda (si los tuvieras) es fundamental. Además, mantén siempre la ropa de cama limpia, suave, no demasiado usada, libre de polvo y de malos olores para que tus momentos de descanso sean todo un placer.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

Conviene que la cama ocupe un espacio que transmita solidez. Es muy recomendable situarla frente un muro, en un lugar en el que te sientas totalmente cómodo/a, donde entre luz natural, pero no demasiada ni directamente. Evita estar muy próximo a puertas y ventanas. Los expertos recomiendan igualmente que la cama tenga un cabecero (¡lo que además te ayudará a dar más personalidad a la habitación!) para dar una sensación de estabilidad a la cama.

El orden y la limpieza son fundamentales

Intenta que tu habitación esté siempre limpia y despejada porque, aunque parezca que cerramos los ojos y nos olvidamos de todo, sí que interfiere en el descanso. El dormitorio debe ser una zona despejada en cuanto a muebles y objetos que sugiera calma y relax. Sería recomendable, por tanto, que el escritorio, la zona de trabajo, el vestidor u otras áreas de tu cuarto cuya función no sean de descanso estén lo más separadas posible de la cama.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

Los terapeutas recomiendan que en el entorno de la cama sólo haya este mueble y algún otro auxiliar, como un reposapiés, las mesitas de noche, alguna alfombrilla, lámpara y un cuadro, pero libre de excesivos muebles y objetos de decoración que nos den una sensación de “ahogo” cuando estemos tumbados en la cama.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

Para cumplir este cometido, se recomienda tener pocos muebles en el dormitorio, pero muy funcionales que nos permitan almacenar todos nuestros objetos. Quizá es el momento de hacer una limpieza a fondo en tu habitación, prescindiendo de mobiliario que sólo estorbe o reemplazarlo por algunos muebles más pequeños o que nos den más posibilidades de almacenaje. Asimismo, quita de la vista todos los objetos que no necesites en el día a día para conseguir un aspecto más despejado.

Escoge colores que induzcan al sueño

En cromoterapia, la elección de la paleta de colores para tu dormitorio es importante para lograr un descanso óptimo. Evita los colores demasiado brillantes o revitalizantes, como el rojo o el naranja muy intenso. Se trata de crear un ambiente sereno y, sobre todo, relajado. Tonos marfil, neutros, rosas muy pálidos, blancos muy intensos o colores como el beige y el crema son ideales. También te recomendamos que explores las posibilidades que te da el color melocotón, así como los amarillos muy pálidos, verdes, lilas o azules.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

Según un reciente estudio de Travelodge que preguntó a los encuestados el número de horas que dormían de seguido de media cada noche y el color de su habitación, el azul es el color ganador para favorecer el descanso. Con casi 8 horas de sueño, ganó el azul, seguido del color verde musgo, amarillo pálido y gris plateado. En este mismo estudio, el morado intenso salía perdiendo, con una media de sueño de los encuestados de sólo 5 horas y 56 minutos por noche. Le seguían los blancos amarillentos y los colores primarios intensos, como el rojo, que, como ya hemos dicho otras veces, está asociado al incremento de la presión de la sangre.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

Tejidos suaves y delicados

Además de los colores, los tejidos son importantes. Aunque los cambiaremos ligeramente dependiendo de la estación del año, en general escogeremos tejidos suaves, delicados, pomposos, que nos den una sensación de bienestar y de confort supremo. Es una de las cosas más importantes en las que invertir en la decoración del hogar, en ropa de cama y similares. El lino o el algodón suave pueden ser grandes opciones. El raso para adornar la cama o las cortinas también va bien, sin descartar otros como la seda. La lana muy gruesa, por el contrario, en ocasiones, nos puede dar la sensación de calor e incomodarnos.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

Opta por alfombras de cama suaves al tacto, para acariciar tus pies antes de dormir y después de despertarte, así como edredones de plumas, cojines muy mullidos y cómodos, butacas forradas con suaves tejidos, etcétera.

Es hora de decir adiós a las luces demasiado intensas e incómodas a la vista

La iluminación es igualmente de gran importancia, en especial por la noche. Una luz incómoda a la vista y demasiado brillante puede alterar nuestra capacidad de relajarnos y de conciliar el sueño. Se recomienda una luz suave para acabar el día y para dormirnos en un proceso más gradual que pasar de una luz muy intensa a la oscuridad total. Tenemos muchísimas opciones económicas para ello, por ejemplo instalar luces tenues en el entorno de la cama para ese rato antes de dormir o incluso una lámpara de pie con mando graduable.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

Evita los ruidos

Si vives en una zona muy ruidosa y los sonidos de la calle, el tren, las ambulancias, etc te impiden dormir o te despiertan durante la noche, centra toda tu atención en aislar las ventanas para que, en tu cama, encuentres el remanso de paz que necesites. Mucha gente usa equipos de música que se apagan autónomamente y permiten reproducir sonidos de la naturaleza o canciones que inciten al sueño. Si lo usas, no lo pongas cerca de la cama.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

Si lo que te impide dormir son las luces de fuera, especialmente si tienes una farola cerca o similar, encontrarás alternativas muy interesantes en el mercado, como cortinas, estores, persianillas de madera o persianas de diseño.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

Pon los equipos electrónicos lejos de tu cama

Puede que durante el día tengamos que estar enganchados al móvil, al smartphone, al MP3 o al ordenador, pero la noche es el momento que nos olvidemos de todos ellos para lograr un descanso óptimo. Si tienes televisión o radio, sitúalos lejos de tu cama y te recomendamos dejar el portátil y el smartphone lejos de ti cuando descansas.

Consigue la temperatura idónea

¿Cuántas veces no podemos dormir por tener demasiado frío y, sobre todo, demasiado calor? Especialmente ahora que llega el verano, es habitual que los sudores y el abrasante calor de la ciudad no nos dejen conciliar el sueño. Mucha gente ya tiene equipos de aire acondicionado en su dormitorio, si bien no es recomendable dormir con ellos funcionando toda la noche (además de que no podrás dormir pensando en tu próxima factura eléctrica). Una solución más económica que te proponemos es instalar en el techo, cerca de tu cama (pero no encima de tu cabeza) un ventilador que puedas ajustar la velocidad de giro. Puede ser una buena solución para el verano, que dará a la decoración de tu dormitorio un aire estival e interesante. Escoge un modelo silencioso que te proporcione la temperatura que necesites.

El aroma es también importante

Además de la vista y el tacto, que hemos nombrado previamente al hablar de los textiles, el olfato también es importante. ¿Quién podría dormirse en una habitación que huela ligeramente a humedad, a tabaco o a sudor? Acuérdate de ventilarla cada mañana o cada noche, evita fumar en tu habitación o almacenar ceniceros con colillas en ella, si tienes mascota, lleva una limpieza a rajatabla para que tu cuarto sea un lugar que sólo dé la bienvenida a los aromas agradables. Evita también tender o dejar ropa húmeda o toallas en tu cuarto.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor

Si consigues un aroma que te guste y te relaje, seguro que dormirás mucho mejor y tu sueño será de gran calidad. Hay muchas soluciones olorosas: difusores, incienso, aunque lo mejor son las velas aromáticas. Enciéndelas un rato antes de dormir y apágalas antes de acostarte. Otra alternativa son las flores secas repartidas por cuencos de tu habitación. Aromas como la canela, la manzana o la fresa te encantarán, mientras que la lavanda o el anís resultan olores perfectos para relajarte. Otros aromas, como la menta o el limón, conviene evitarlos porque nos dan un efecto revitalizante, úsalos únicamente por las mañanas.

Cómo decorar el dormitorio para dormir mejor