Cómo decorar el dormitorio de tu hijo
El dormitorio de un niño es un espacio muy importante dentro de cualquier casa y es por ello que hay que decorarlo de la forma más correcta posible. Es un espacio en el que el pequeño debe sentir bien ya que pasará bastante horas en el mismo ya sea estudiando o jugando.

No pierdas detalle de los mejores consejos a la hora de decorar el dormitorio de tu hijo y conseguir crear un lugar agradable y acogedor.

Lugar para jugar

A la hora de decorar un dormitorio infantil debes tener en cuenta que se trata entre otras cosas de un lugar en el que el pequeño debe jugar. Deberás distribuir los muebles de tal manera que el pequeño cuente con suficiente espacio para poder jugar con sus juguetes. Los expertos en decoración recomiendan una distribución en forma de L para que los muebles se encuentren pegados a las paredes y el pequeño tenga todo el espacio central de la habitación para poder jugar.

Dormitorio ordenado

El orden es esencial en un dormitorio infantil ya que además de conseguir un mayor espacio y de amplitud en la estancia, resulta más fácil el encontrar los juguetes. Es por ello que debes hacerte con diferentes contenedores o cajas en las que poder guardar todos los objetos personales del pequeño. Las estanterías también son bastante factibles ya que ocupan poco espacio y permiten tenerlo todo muy bien organizado y ordenado.

Cómo decorar el dormitorio de tu hijo

Espacio cálido y acogedor

Los niños suelen pasar mucho tiempo sentados en el suelo por lo que deberás opta por un tipo de suelo que sea cálido y acogedor. Puedes optar por el parquet ya que es perfecto para una habitación infantil aunque se trata de un suelo bastante deliciado que requiere bastante cuidados. Lo más aconsejable consiste en cubrir el suelo con una gran alfombra con motivos infantiles que permita al pequeño jugar sin problemas. La alfombra debe de ser de algodón ya que son bastante fáciles de limpiar y mantener.

Paredes dormitorio

Es muy normal que las paredes de un dormitorio infantil se ensucien rápidamente y sufran las pintadas de los menores. Para evitar esto es aconsejable el reservar una pared de la habitación y pintarla con pintura de pizarra para que los menores den rienda suelta a su vena artística. También puedes usar papel pintado especial con tratamiento para rotuladores y lápices y evitar el sufrimiento provocado por los dibujos de los más pequeños. .