Decorar el comedor de estilo francés
Los restaurantes franceses tienen mucha fama no solo por su excelente gastronomía, también por el encanto de su decoración. Los típicos “bistrot” parisinos se reproducen en todo el mundo para conseguir un ambiente tan especial, tanto en otros restaurantes como en los hogares. De hecho, los comedores de estilo francés son tendencia y están triunfando en todos los rincones del planeta.

Lo bueno de este estilo es que lo puedes combinar con elementos clásicos o modernos, lo que sea más cercano a tu personalidad y logrando así un ambiente cálido y acogedor perfecto para cualquier ocasión. Estos comedores juegan mucho con los estilos y materiales propios del vintage e industrial, en ambos casos muy de moda en la decoración en los últimos años.

Materiales

Los que más se utilizan son madera, metal, zinc, acero inoxidable, capitonado… son muchos así que tienes una gran variedad de opciones. Por ejemplo, el comedor triunfará con una mesa que tenga estructura metálica pero la parte superior de madera, o sillas cromadas de estilo industrial y formas originales. Las sillas también pueden ser de madera o de mimbre, especialmente si quieres darle un aspecto más tradicional al comedor.

Iluminación

Se utilizan especialmente lámparas de techo de metal de estilo industrial, siendo lo más recomendable colocarlas justo encima de la mesa para que la iluminación sea perfecta.

Suelos y paredes

Los típicos restaurantes franceses tienen las paredes de ladrillo, y puedes incluso hacerlo en tu hogar sin mucha obra. El ladrillo es muy típico en el estilo industrial y aporta mucha calidad, encanto y familiaridad a cualquier espacio, mucho más en el caso de comedores. Pero no es necesario descubrir la pared o cubrirla de ladrillos, hay papel pintado con este diseño que encaja perfectamente en lo que necesitamos para conseguir este estilo tan genuino.

Decorar el comedor de estilo francés
Si no quieres apostar por el ladrillo, te quedará muy bien la pared pintada en colores como el beige o el rojo ladrillo, siendo éste último el mejor para lograr un comedor con mucha más personalidad. En el caso del suelo, el parquet en tonos oscuros le va muy bien, aunque lo más auténtico son las baldosas de cerámica o el puro suelo de cemento.

Accesorios

Puedes darle un toque muy francés y personal al comedor colocando una pizarra en la que poder escribir el menú del día o alguna frase original cada día. Otros accesorios que te ayudarán a dar el toque final son un mantel de cuadros en rojo y blanco, cristal en colores tintados, vajilla de loza o una cesta de mimbre para el pan.