Decorar el jardín para una celebración
Ahora que por fin ha llegado el buen tiempo podemos volver a hacer de nuestros adorados espacios exteriores el lugar de reunión del hogar.

Si se acerca una de aquellas celebraciones u ocasiones especiales en las que tu terraza deba convertirse en la protagonista por un día (véase caterings de bautizos, comuniones, aniversarios o cumpleaños, por ejemplo), adecuar decorativamente el espacio resultará fundamental.

No cabe decir que una buena base es la clave de un espacio realmente hermoso, por lo que semanas antes de la llegada de este día deberás comenzar a trabajar el espacio: Limpiar superficies envejecidas de muebles, paredes u ornamentos, comprobar el funcionamiento de los equipamientos (luces, sillas en perfecto estado, etc.), cortar el césped o podar tus flores y plantas, por ejemplo.

A partir de ahí entrará en juego tu maña e imaginación para decorar el espacio. Para que comiences con buen pie, en Interiorismos te dejamos algunas ideas que servirán como base decorativa que podrás ampliar con tus propias ideas.

Decorar el jardín para una celebración
Lo primordial es tener en cuenta que todos los elementos del espacio deben ir en perfecta harmonía, por lo que olvídate ya de eso de mezclar sillas de todos los estilos y colores o crearás un ambiente desordenado y nada elegante (lo mismo ocurre con el menaje y las vajillas).

En cuanto a los colores, si se trata de una celebración de tipo religioso lo mejor es apostar por los tonos blancos en predominio en el espacio combinados con otros tonos pastel como los rosas, azules, lilas o verdes en los detalles decorativos.

Puedes montar, por ejemplo, una carpa blanca que decorará a la vez que servirá de protección para los invitados en caso de lluvia; crea entonces la decoración a partir de este espacio: Mesas con largos manteles, sillas cubiertas con tela blanca y lazos en color, guirnaldas luminosas o florales colgando entre los árboles y hasta telas de gasa o tul decorando desde el techo interior de la carpa hasta los grandes palos que la sostienen con delicados lazos.

Si prevés que la fiesta se alargará durante horas, no olvides proporcionar un toque acogedor e íntimo al ambiente con algunas lamparillas de luz tenue y hasta con algunas velitas.